domingo 25/7/21

El barco solar de Hornachuelos ya surca aguas del río Bembézar

Paseo inaugural del barco solar en Hornachuelos

A las 9.30 de la mañana todo estaba listo. El sol ya pegaba como es habitual en nuestra zona y las ilusiones estaban a flor de piel. El barco solar, que desde noviembre esperaba este día, se había engalanado para la jornada en la que la comitiva municipal encabezada por la alcaldesa de Hornachuelos Mª Pilar Hinojosa y el Delegado de Turismo, Alejandro Tamarit, recibían al Delegado de Turismo de la Junta de Andalucía en Córdoba, Ángel Pimentel, a la Diputada de Turismo de la Diputación de Córdoba Inmaculada Silas además de miembros de la Asociación de Turismo del Medio Guadalquivir, de la Confederación Hidrográfica, de los Grupo de Desarrollo Rural de la zona además de miembros de dirección de “El Cabril”.

Nada más zarpar ya cambiaba el ambiente y la brisa del Bembézar te refrescaba una mañana en la que el Parque Natural y su fauna dieron la bienvenida a los visitantes, buitre negro, buitre leonado, martín pescador, águila real y garzas se asomaban para ver el paseo inaugural del barco. A lo largo del recorrido el salto del fraile, las buitreras, el sendero del Bembézar y como punto y final el seminario de los Ángeles son algunos de los puntos de los que se puede disfrutar.

El paseo te adentra allí donde el tiempo se para, la vista no se acostumbra a unos paisajes tan diferente a los que vemos cada día y es que lo que ya se conoce como los fiordos andaluces hacen que te traslades a lugares que para nada nos hacen pensar que estamos en pleno corazón cordobés.

Cuevas, rocas, rincones inusitados incluso alguna playa que deja el terreno hace que sea toda una gozada para la vista. Por otra parte, alcornoques, encinas, quejigos, lentisco, arrayán, algarrobo, cornicabra, madroño, jara, zarzaparrilla, fresnos, sauces y palmitos son sólo parte de la flora de la que nos ha dejado disfrutar del viaje.

Al hacer el viaje, la imaginación de cada uno se traslada a ese lugar al que le recuerda la zona, el Norte, la jungla, el Amazonas, el Caribe, escenarios de películas varias, incluso fiordos, todos los ejemplos son válidos e intentan sin conseguirlo identificar un paisaje que no tiene ejemplos en nuestra retina, un paisaje que es único y que tiene dos coincidencias para todos es un paisaje  increíble y sacado de un cuento.

Al atracar en el embarcadero, los comentarios eran similares, tenemos que volver y tenemos que traer a nuestros familiares y amigos, todos quieren repetir. Es de esas cosas que hay que hacer y desde ya se puede hacer en Hornachuelos.

El proyecto del barco

Hornachuelos y su Plan de Activación Turística siguen en marcha y es que después de conquistar la provincia, la localidad se comienza a situar en un importante lugar dentro de la Comunicad Autónoma e incluso de España.

Uno de los proyectos más esperados era la puesta en funcionamiento del barco solar que incluso antes de ponerse en marcha ya es un éxito.

A este importante proyecto turístico se suma el centro de Interpretación del Bembézar, que va con un poco más de retraso, pero que espera verse finalizado en breve mostrando información de sus historia, su flora y su fauna. Y por supuesto el restaurante que está a punto de finalizar para hacernos degustar la gastronomía meloja con vistas al Bembézar

Esta actuación global cuenta con más de 650.000 Euros de inversión que han sido posible gracias al Ayuntamiento y a Enresa.

Ocio Bembézar es la empresa que se encarga de gestionar el barco y también el restaurante.

El barco pasea viajeros río arriba adentrándose en la sierra proporcionando una experiencia sobrecogedora. Un interesante reclamo turístico, un elemento muy potente que da cobertura a un nuevo nicho de mercado, para los clientes que busquen alguna actividad más tranquila y que se complementa con la amplía actividad de de ocio activo que se ubica en la localidad.

Este catamarán tiene plazas para 70 pasajeros con todas las comodidades y adaptado a personas con movilidad reducida. Cuenta con aseos, barra, elementos multimedia y un techo solar que le da energía para poder navegar. Servirá para adentrarse en el Parque Natural de Hornachuelos a través del Bembézar de una manera confortable y segura.

La zona del "Embarcadero", donde se ubican, es una de las joyas de Hornachuelos. En este lugar se ha desarrollado un duro trabajo para su regularización desde el punto de vista urbanístico y medioambiental.

Algunos datos más.

La empresa ha explicado su gerente, Nilo Fandiña, espera que la acogida sea muy buena porque se abre a un público diferente.

Para la puesta en marcha de este proyecto se han formado a cinco miembros del equipo  con el título de Patrón Aguas Continentales en la Escuela Náutica Focus de Tarragona.

La duración del viaje está entre los 60 minutos y en principio se pondrán en marcha  los sábados y domingos con dos turnos de mañana y de tarde. La demanda marcará el ampliar el número de viajes diarios. Se podrán hacer reservas para grupos desde 30 personas fuera de los horarios establecidos. El precio del viaje será adultos 7 Euros y menores de 12 años 6 Euros y existen descuentos para los vecinos de Hornachuelos.

El barco navega a una velocidad aproximada de 3 nudos, unos 5,5 km/hora.

La empresa espera ahora abrir de cara al mes de septiembre el restaurante que define como un local moderno pero sin perder el estilo natural del entorno. Contará con grandes cristaleras para conseguir la sensación de estar en el mismo Río Bembézar. La carta es una fusión de la cocina moderna y los platos típicos de la zona, sin olvidarnos de la especialidad en los platos carnes y pescados a la brasa y al horno de leña.

Habrá ofertas de restaurante con viajes en barco para particulares, para los grupos de empresas y para eventos como bodas, comuniones y bautizos combinados también con actividades en el parque multiaventura.

El barco ha creado 5 puestos de trabajo y con el restaurante se espera contar con unas 12 personas que se irá ampliando según la demanda.

cfc46c29-c0ad-4f73-918e-9ca2a3d370e4

Comentarios