viernes. 07.10.2022

El municipio de La Granjuela cierra una de sus calles por el robo de macetas

"La solución es ponerle un microchip a las macetas con GPS y wifi, conectado con la Policía Local", ha bromeado un usuario de Facebook ante el comunicado emitido por el Ayuntamiento
Cartel colgado por el Ayuntamiento de La Granjuela para anunciar el cierre de la calle. Facebook Vive La Granjuela
Cartel colgado por el Ayuntamiento de La Granjuela para anunciar el cierre de la calle. Facebook Vive La Granjuela

El Ayuntamiento de La Granjuela, un municipio del norte de Córdoba, de unos 450 habitantes, ha sido víctima de acto vandálico apenas jamás visto. Las últimas semanas los vecinos de la localidad pasan los días bajo el sol, los niños salen a jugar por las tardes a las plazas y los vecinos salen a charlar cuando las temperaturas les dan un respiro bajando unos cuantos grados. El caso es que en esta época del año, hay un hecho que perturba al vecindario: el robo de macetas en la calle Clara Campoamor.

Se trata de un callejón cuya participación en los concurso provinciales de rincones populares de la provincia, que destaca por su colorido y que además cosecha un amplio palmarés de premios por sus tiestos azules y sus plantas bien cuidadas.

Resulta que estas desapariciones de estas macetas están siendo tan reiteradas en los últimos días, que el Ayuntamiento del municipio ha decidido este miércoles cerrar la calle que colinda con la casa consistorial: "Dados los robos que se han producido durante esta noche y teniendo en cuenta que se han repetido en reiteradas ocasiones en los últimos meses, se ha decidido cerrar la calle Clara Campoamor al público", ha comunicado el Consistorio, que ha colgado un cartel en la reja.

"Lamentamos profundamente tener que tomar tan drástica decisión pero hemos de ser conscientes del respeto y civismo para cuidar de nuestro pueblo", ha advertido el Consistorio.

Este anunció ha tenido su consiguiente reacción por parte de los vecinos y de otros usuarios de la red social Facebook, que se han tomado con humor esta particular decisión: "La solución es ponerle un microchip a las macetas con GPS y wifi, conectado con la Policía Local", ha bromeado un usuario. "Que le den el premio de las Cruces el año que viene y todos tan panchos", ha añadido. "Es que está todo muy caro hoy en día. Por una maceta azul pagan un pastón", ha dicho otro vecino. "Eso es vandalismo. Quién va a robar macetas y más ahora que no se pueden regar", ha aportado un tercero.

El municipio de La Granjuela cierra una de sus calles por el robo de macetas
Comentarios