martes. 28.05.2024

Una vez más, la Asociación Unificada de Guardias Civiles consigue poner freno al excesivo rigor disciplinario que padecen desde hace muchos años los guardias civiles en la provincia de Córdoba. El capitán de la Compañía de Peñarroya-Pueblonuevo, que abarca los puestos del Valle del Guadiato, ha emitido una resolución acordando la terminación sin responsabilidad disciplinaria del expediente instruido a una guardia civil destinada en el Puesto de Fuente Obejuna.

Una vecina de dicha localidad presentó una queja acusando a dicha agente de gritarle y tratarla con malos modos, y como consecuencia de ello el teniente adjunto de la Compañía de Peñarroya tramitó un parte disciplinario considerando que la referida guardia civil podría haber cometido una falta consistente en “la desconsideración o incorrección con los ciudadanos en el ejercicio de sus funciones”, que derivó en la incoación de un expediente disciplinario. Para esta asociación resulta injustificable que el teniente adoptara esa decisión, cuando no había motivos para ello, como de hecho se ha reconocido finalmente.

El abogado de AUGC en Córdoba, Miguel Carbajo, considera que “no entendemos los motivos por los que el teniente y el capitán decidieron iniciar este procedimiento disciplinario, porque los testigos de los hechos dejan muy claro que nuestra defendida en ningún momento habló ni actuó de manera inadecuada o irrespetuosa, sino más bien al contrario, que fue la impulsora de la queja quien se dedicó a provocar a la agente tratándola de forma desconsiderada, precisamente porque poco antes había sido apercibida por cometer una infracción de tráfico”.

Por otro lado, el secretario jurídico provincial de esta asociación, Francisco Cruz, añade que “como no podía ser de otro modo, a la vista la actividad probatoria en la resolución se da la razón a nuestras alegaciones, coincidiendo con nosotros en que no ha existido infracción disciplinaria alguna, pero eso estaba claro desde el principio y no deberían haber hecho pasar a nuestra afiliada por una situación tan desagradable y preocupante para una buena profesional como es ella. Lamentablemente, hechos como este vienen a corroborar lo que AUGC lleva muchos años denunciando, el excesivo e injustificado rigor disciplinario que se aplica en la Guardia Civil y especialmente a la escala básica de cabos y guardias. Deberían evitarse estos procedimientos disciplinarios que no se corresponden con la profesionalidad y conducta de los guardias civiles en la provincia de Córdoba”.

 

 

Logran que no se sancione disciplinariamente a una guardia civil de Fuente Obejuna