viernes. 19.08.2022

Critican que el seguro por pérdida de pastos no dé respuestas a la ganadería

La organización agraria solicita al Ministerio de Agricultura indemnizaciones y ayudas directas a los ganaderos que, habiendo cumplido con su obligación de contratar sus polizas de falta de pastos, no se les da cobertura a través del seguro
Ganado Ovino.
Ganado Ovino.

Asaja Córdoba lamenta que los datos arrojados por el seguro de pastos ganaderos indiquen que no hay sequía indemnizable en los pastos de algunas zonas del Valle de los Pedroches, donde existe el mayor número de ganadería de vacuno y ovino de la provincia, que está muy afectada.

   La organización agraria explica que el seguro recoge que, en noviembre y los primeros días de diciembre, los pastos estaban por debajo de la media, pero no indemnizables aún; y la sorpresa es que los últimos veinte días de diciembre consideran que la situación está por encima de la media “por lo que no es que no sea indemnizable, sino que estiman que hay más pasto que en un año normal”, lo que “no se comprende porque no ha existido precipitación alguna antes de esa fecha que hubieran permitido el desarrollo de los pastos”.

   Por ello, Asaja muestra su preocupación ya que “la ganadería se encuentra en una situación de extrema gravedad” debido a la escasez de precipitaciones lo que ha impedido que pueda crecer la hierba en el campo con normalidad, principal alimento para las vacas, las ovejas y los cerdos. A esto, hay que sumar que hay que suministrar agua de forma externa en algunas explotaciones.

   Como consecuencia, se está complementando con forrajes como es el heno, la paja y el pienso, lo que incrementa hasta un 30 por ciento los costes de los ganaderos, que ya soportan en sus cuentas de resultados la subida del precio de otros insumos como es el caso del carburante o la electricidad.

   De seguir así, “nadie contratará un seguro en el plan 2022 porque éste debe cubrir el sobrecoste de alimentación por falta de pastos y este año no se está dando respuesta”.    

   Asaja recuerda que en una resolución de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, de 10 de noviembre, publicada en el BOJA de 19 de noviembre, se indica literalmente “…….. En lo referente a las producciones agrarias, el déficit de precipitaciones ha afectado a la bajada de los rendimientos de los cultivos y de forma especial y muy acusada a la de los pastos. Esta situación repercute de manera especial en el sector de la ganadería ecológica con ganado que se cría de manera extensiva, alimentándose de los pastos y de los productos y subproductos de cultivos de secano, todos ellos dependientes de la lluvia. La situación se está agravando con un inicio seco del ciclo hidrológico 2021-2022 que está haciendo que el crecimiento de los pastos de otoño sea escaso. De acuerdo con la información de los sistemas de teledetección de la REDIAM (basados en al análisis conjunto del Índice de Sequía Pluviométrica y del Índice de Vegetación Normalizado), de las 57 comarcas agrarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía la totalidad se ha visto afectada, sean las ganaderas por los pastos, sean las de cultivos herbáceos de secano. Con estas perspectivas, las necesidades alimenticias de la ganadería extensiva ecológica están siendo acuciantes y en las comarcas más afectadas apenas se llega a cubrir las necesidades fisiológicas de los animales con los recursos producidos en la propia explotación”.

   Ante esta situación, la organización agraria lleva tiempo denunciando que las modificaciones que ha ido introduciendo Agroseguro, en este seguro de pastos, “no se adaptan a la realidad del campo”. 

   Añade que si en un año como este, donde los servicios técnicos de la Consejería de Agricultura definen con claridad que no hay pastos, y por tanto hay falta de alimentación para el ganado, y el seguro no cubre, “queda claro que los límites establecidos por Agroseguro son inalcanzables, ya que no cubre en un año como el actual, lo cual es inadmisible”. 

   Desde Asaja, se insta a la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), organismo adscrito al Ministerio de Agricultura y cuya obligación es que los seguros agrarios funcionen para cubrir sequías como esta, a que actúe para subsanar la actual situación del mes de diciembre, “donde debe haber algun error”.  

   En caso contrario, la organización agraria solicita al Ministerio de Agricultura indemnizaciones y ayudas directas a los ganaderos que, “habiendo contratado sus pólizas, no se les da cobertura a través del seguro”.

Critican que el seguro por pérdida de pastos no dé respuestas a la ganadería
Comentarios