domingo. 14.07.2024

El Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, perteneciente al Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha reorganizado la asistencia urgente en el municipio de Cabra debido principalmente a la falta de profesionales para poder cumplir el merecido descanso del personal sanitario en los meses de verano.

El Área quiere mandar un mensaje de tranquilidad a la población pues la atención urgente está plenamente garantizada. Así, el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de Cabra, a partir de este próximo viernes, 5 de junio, hasta el 15 de septiembre, de 23 horas, hasta las 8 de la mañana, sólo atenderá los avisos de urgencias domiciliarias, mientras que el resto de asistencias no demorables se atenderán en urgencias del hospital egabrense, a cinco minutos en coche. En ningún caso esta medida supone el cierre del SUAP, puesto que el personal de guardia sí acudirá a las urgencias domiciliarias.

Como viene diciendo la propia consejera de Salud y Consumo, Catalina García, existe una falta de profesionales en determinadas especialidades, por lo que se ha pedido encarecidamente al Ministerio que amplíe el número de plazas de formación de especialistas y flexibilice los criterios de acreditación de las unidades formativas.

Mientras, Andalucía está poniendo en marcha una serie de medidas para paliar estas dificultades y mejorar la accesibilidad a la atención sanitaria durante el periodo estival. La primera de ellas ha sido un Plan de Fidelización dirigido a los residentes que terminan su formación este año en septiembre, en lugar de en mayo. El objetivo es intentar captar el mayor número de profesionales que finalizan este año la residencia en Andalucía para los centros con mayores necesidades. Por este motivo, se han realizado todas las ofertas a la vez en aquellos centros que tengan puestos sin cubrir ante la ausencia de personas candidatas.

En esta línea, este año se da la circunstancia excepcional de la finalización de los residentes en dos fechas diferentes: unos en mayo y otros en septiembre, por lo que se van a realizar dos procesos: uno ya finalizado, en mayo, y otro que se llevará a cabo en la primera semana de julio para los que terminan en septiembre.

La segunda de ellas es facilitar a los residentes que tienen previsto finalizar en septiembre una rotación externa con un complemento económico excepcional para los puestos difíciles de cubrir. En ambas medidas, es una oportunidad para los MIR, dado que les permite terminar su formación en el centro y servicio donde se le oferte el contrato, conociendo su próximo lugar de trabajo y sus compañeros.

La tercera es la retribución a todos aquellos profesionales que se presten de manera voluntaria a realizar una actividad extraordinaria. Por tanto, los profesionales que lo deseen podrán seguir realizando continuidades asistenciales y, además, se retribuirá horas extras durante el verano en Atención Primaria.

Y, por último, el SAS ha aplazado hasta septiembre el concurso de traslados, que afectaba a muchos municipios con puestos de difícil o de muy difícil cobertura. De este modo, en municipios como en Priego de Córdoba, donde había previsto el traslado de 9 facultativos, permanecerán en sus puestos hasta septiembre. Momento en el que se irán realizando los traslados de manera progresiva para que la atención siempre esté garantizada.

Reorganización de la asistencia urgente en Cabra