domingo. 25.09.2022

Cinco actuaciones integran el cartel de Montijazz Vendimia 2022

El Festival de Jazz de Montilla, arrancará mañana viernes con las actuaciones de Tumbando a Monk, Gautama del Campo, María Parra Trío, Ariel Brínguez Quinteto y The Dixielab como grandes atractivos.
Presentación de Montijazz Vendimia
Presentación de Montijazz Vendimia

Mañana viernes comienza una nueva edición del Festival de Jazz de Montilla. Montijazz Vendimia mantiene por sexto año consecutivo su formato, apostando por Bodegas Alvear y Cooperativa La Unión como escenario para los conciertos programados mientras que el Ayuntamiento de Montilla vuelve a ser el pulmón principal de Montijazz Vendimia, que este año cuenta también con el respaldo institucional de la Diputación de Córdoba y la Delegación de Turismo de la Junta de Andalucía.

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha hecho hincapié en la proyección y trascendencia que están teniendo todas las actividades de la Fiesta de la Vendimia, en las que se enmarca también el Montijazz, y que refuerzan la estrategia de marca de ciudad, de Montilla, a nivel nacional, y ha agradecido a Fernando Giménez, Consejero Delegado de Bodegas Alvear, la implicación de la bodega en todas ellas.

Por su parte, José Alfonso Bellido, presidente de la Asociación Cultural Jazz Amontillado, como organizadora del evento, ha destacado “la unión del vino y el jazz que sigue siendo a principal razón de ser de Montijazz”.  “Son cinco proyectos musicales de corte muy distinto, que van desde la fusión del jazz con el flamenco y la música clásica, pasando por el swing y el latin jazz”, apunta José Alfonso Bellido. 

El Consejero Delegado de la bodega más antigua de Andalucía ha destacado la importancia que tiene unir el vino a la sociedad a través también del jazz y abrir sus instalaciones al público. Además ha destacado que este año, como novedad, la firma bodeguera ha programado visitas y catas para los días de los conciertos, con el objetivo de “que el público de Montijazz pueda conocer nuestros vinos y también su proceso de elaboración”, apunta Fernando Giménez. 

También lo hará Cooperativa La Unión el 17 de septiembre, dirigiendo sus visitas a los participantes en los talleres de swing que cerrarán el Festival. El pasado año casi un centenar de bailarines de toda Andalucía 

visitaron Montilla y en esta edición se vuelve a apostar por el mismo formato “con un fin de fiesta en el que la música, el baile y el vino, volverán a ser protagonistas”, añade María Garramiola, responsable de comunicación de la Cooperativa. 

En un evento en el que la música y el vino son los principales protagonistas, no podían faltar la Ruta del Vino Montilla Moriles ni el Consejo Regulador de la D.O. Montilla Moriles. Gracias a ellos, el público asistente podrá “llevarse de recuerdo un catavinos del evento que recibirán a la entrada de cada uno de los días de concierto”, apunta Enrique Garrido, gerente de la entidad rectora de los vinos de Montilla Moriles”. La organización ha cuidado este años todos los detalles y, junto a este obsequio, se podrán adquirir en el evento enfriadores de botellas para el vino que se consuma en el Festival. 

Una programación para no perderse ni un día

Tumbando a Monk, será la encargada de abrir el festival mañana, en Bodegas Alvear. Es un proyecto que rinde homenaje a uno de los grandes pianistas de la historia del jazz como Thelonious Monk. Con un marcado acento latino, a la vez que personal, la banda gaditana se sirve de sus composiciones para trasmitir el espíritu de uno de los personajes más influyentes de la historia de este género musical. 

De ello se encargan músicos de prestigio como Jordi Ballarín al saxofón, Nacho Loring a la trompeta, Miguel Ángel López al piano, Javi Bermudez al bajo, Malick Mbengue a la percusión y Juan Sainz a la batería. Cerrará la primera jornada del Festival Gautama del Campo, presentando su proyecto Salvaje moderado. Es el disco con el que el veterano saxofonista sevillano se han convertido en uno de los principales exponente de la fusión del jazz con el flamenco. Con una sonoridad propia estará acompañado sobre el escenario por la guitarra de Ezequiel Reina, el contrabajo de Rafa Torres, la percusión de Joaquín Huertas y por el bailarín y coreógrafo Gero Domínguez. 

La segunda sesión de Montijazz, el sábado 10 de septiembre, también se desarrollará en Bodegas Alvear. El piano será el protagonista del primero de los conciertos, con la actuación del trío liderado por María Parra. Es el nuevo proyecto de la pianista, tras una dilatada carrera en la música clásica, trasladando su visión de este estilo a la improvisación del jazz. 

A ello contribuyen dos veteranos de la escena jazzística nacional como el contrabajista Miguel Rodrigáñez y el batería Gonzalo Maestre, aportando matices propios a las composiciones de la pianista madrileña, También el sábado, los ritmos cubanos cerrarán el segundo día de Montijazz. Ariel Brínguez, uno de los grandes saxofonistas que residen en nuestro país, llegará a Montilla presentando en quinteto su proyecto Nostalgia Cubana. 

Estará acompañado de Javier Sánchez a la guitarra, Pablo Gutiérrez al piano, Rubén Carles al contrabajo y Fede Marini a la batería. Todos ellos se encargan de recrear el ambiente sonoro de la Cuba de los años 50, nutriéndose de las concepciones musicales más actuales para conformar un ambiente sonoro íntimo y emocionante. 

Además de los conciertos que se desarrollarán en Bodegas Alvear, Montijazz volverá a clausurarse a ritmo de swing. Después de la grata experiencia de la pasada edición, los organizadores dedicarán el fin de semana del 17 y 18 de septiembre a este género musical. Durante toda la jornada del sábado habrá talleres de lindy hop, balboa y rutinas de otros estilos de baile, a cargo de las escuelas de baile Lindy Lovers de Córdoba y Hop Hop Swing de Granada. 

El día se cerrará en el patio de la Cooperativa La Unión con el último de los conciertos programados, a cargo de la banda sevillana de swing The DixieLab, formada por Paula Padilla a la voz, Matía Comino al banjo, Daniel González al contrabajo, Nacho Botonero a los vientos y Pablo Cabra a la batería y la tabla de lavar. Montijazz se clausurará al día siguiente con las últimas sesiones formativas de estos talleres y un último encuentro de baile, al mediodía en el Paseo de Cervantes, poniendo el broche de oro a una nueva edición del Festival de Jazz de Montilla.

Cinco actuaciones integran el cartel de Montijazz Vendimia 2022
Comentarios