viernes 23/4/21

El veto de nombres en el Gobierno dificulta la negociación del CGPJ

Calvo lamenta que el PP ponga "el foco" en los nombres y le pide dejar el "baile" para cerrar la renovación del CGPJ

130918_Vice_pleno3
Carmen Calvo en el Congreso.

La vicepresidenta dice que lo importante es el currículum de los candidatos, porque la "calidad está objetivada"

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha lamentado este viernes que el Partido Popular ponga "el foco delante de personas con nombres y apellidos" a la hora de negociar la renovación del Consejo General del Poder Judicial, lo que hace "muy difícil sacar" adelante un acuerdo.

Calvo se ha expresado así en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, después de que fuentes 'populares' y de Moncloa constatasen a última hora del jueves que "existen escollos" para cerrar un pacto, con el veto de nombres como una de las dificultades que sigue encima de la mesa e impide avanzar en las negociaciones.

"Yo no voy a sacar nombres a relucir. Lo importante es que los jueces actúen como tal de manera imparcial con las normas que les damos. Como esto es lo más importante, cuando se baila con tantos nombres para sí o para vetar acaban siendo muy difíciles las cosas. Lo más importante es la calidad del currículum de las personas que llegan al órgano, porque esa calidad está objetivada y son requisitos que hay que cumplir antes de proponerlos", ha sostenido la vicepresidenta.

En esta línea, Calvo ha insistido en que desencallar la situación no está siendo "fácil", especialmente cuando la formación liderada por Pablo Casado "lleva dos años haciendo batalla de esto". "Por más que queramos ser razonables y rápidos, no siempre se encuentra", ha añadido.

A su juicio, la "política española no puede seguir poniendo en lo alto de la mesa un debate sobre la administración de Justicia". "O mejor dicho, pongámoslo para mejorarla con recursos y criterios, pero cuando se pone el foco delante de personas con nombres y apellidos resulta muy difícil sacar un pacto", ha repetido.

La renovación llegará "aunque cueste más trabajo"

Así, y a pesar de los vetos cruzados, la vicepresidenta primera ha dejado claro que el Ejecutivo sacará adelante la renovación del órgano de gobierno de los jueces "aunque cueste más trabajo" del que les "gustaría" para así dar cumplimiento a la Constitución.

Precisamente sobre eso, el mandato de la Carta Magna, ha puesto el foco Calvo para lamentar algunas "expresiones poco entendibles" por parte de algunas formaciones desde la tribuna del Congreso de los Diputados, cuando se acusó a PSOE y PP de estar "repartiéndose" a los jueces.

"No, no, estamos cumpliendo con la Constitución, que dice que una parte de esos vocales que conforman un órgano los tienen que elegir las Cortes Generales en las que se sientan los ciudadanos elegidos por las urnas. No hay nada de mayor calidad democrática que esa", ha sostenido.

En esta línea, la vicepresidenta ha asegurado que son esos escaños, con "correspondencias a sus mayorías y al caudal de votos que ha llegado del electorado", quienes "tienen que encontrar" las mayorías requeridas.

Por eso, Calvo ha dejado claro que "nadie se está repartiendo nada ni de manera excepcional al margen de la ley". "Como si la política no estuviera regulada", ha recordado, saliendo al paso de "algunas declaraciones" que la vicepresidenta ha querido "rebatir clarísimamente". "Es la Constitución la que indica que nos pongamos de acuerdo sobre la base de expertos juristas: esa es la política con mayúsculas", ha zanjado.

Comentarios