sábado 4/12/21

Tras la detención de Nacho Vidal por su supuesta implicación en el fallecimiento del fotógrafo de moda, José Luis Abad, tras haber consumido un veneno del sapo conocido como el Bufus alvarius, un anfibio que vive en el desierto mexicano de Sonora. Ha sido usada de forma recurrente por chamanes y psiquiatras para tratar problemas relacionados con las de adicciones a diversos alucinógenos o la depresión.

Cabe destacar que el uso de este sustancia estupefaciente se debe realizar bajo la supervisión de un profesional ya que sus consecuencias pueden ser nefastas. 

Este veneno, también conocido como la molécula de Dios, se usa en ritos chamánicos que consisten en fumar esta sustancia en una pipa de cristal que genera una suerte de efecto "curativo" y los efectos que provoca sobre el organismo tienen una duración aproximada de 15 o 20 minutos, tiempo en el que se pueden producir taquicardias, alucinaciones, pérdida del conocimiento y, si sus consecuencias son aún más dramáticas, la muerte. 

El peligro de la misma se muestra en que la DEA, la Administración para el Control de Drogas​ dependiente del Departamento de Justicia de los Estados Unidos dedicada a la lucha contra el contrabando y el consumo de drogas en los Estados Unidos, la considera como una sustancia controlada de tipo 1, provocando que su consumo y/o distribución provoque elevadas penadas y una vigilancia extrema.

Un estudio de la Universidad Johns Hopkins refleja que un consumo adecuado y bajo supervisión médica constante permite dilucidar que esta droga es efectiva para tratar la depresión y, en otros casos, la ansiedad. 

El veneno empleado supuestamente por Nacho Vidal se usa como droga y antidepresivo
Comentarios