martes 11/8/20

Una superviviente al cáncer de útero da a luz a gemelos 'milagro'

Rebecca Allen junto a su pareja e hijos
Rebecca Allen junto a su pareja e hijos

Una mujer británica que sobrevivió al cáncer de útero creyó que nunca más podría tener hijos pero ocurrió un milagro y finalmente dio a luz a gemelos 'milagro'.

En 2017, Rebecca Allen, de 41 años, de Norfolk, fue diagnosticada con cáncer de cuello uterino en etapa temprana. Rebecca, quien se consideraba "adicta al trabajo", dijo que el diagnóstico cambió su perspectiva de la vida, empujándola a priorizar tener hijos si pudiera.

"Durante mis 20 y 30 años, era una adicta al trabajo y siempre tenía el objetivo de lograr el siguiente nivel salarial. Estaba quemando la vela por ambos extremos al ir de fiesta [por] la noche y trabajar duro durante el día; un niño no encajaba en mi apretada agenda".

"Pero después de mi diagnóstico, me di cuenta de que nada de eso era importante y quería ser una [mamá] por primera vez", agregó.

Sin embargo, había un problema: Allen dijo que estaba soltera en ese momento y que quería encontrar al "hombre adecuado" antes de formar una familia.

"Tenía 30 años, estaba soltera y padecía cáncer, así que no era lo ideal para mi perfil de Tinder", bromeó.

Después de su diagnóstico, Allen se sometió a una cirugía para "extirpar el cuello uterino, la parte superior de la vagina y el tejido de soporte circundante", según la Canadian Cancer Society. El procedimiento a menudo se realiza para que las mujeres que luchan contra el cáncer de cuello uterino en etapa temprana puedan tener hijos en el futuro. Sin embargo, aquellas que se someten a la cirugía suelen tener un mayor riesgo de aborto espontáneo y tienen que dar a luz a un bebé por cesárea.

Poco después de la operación, Allen conoció al hombre con el que sabía que pasaría el resto de su vida.

"En pocos días supe que él era el indicado, así que cuando obtuve la autorización en mi médico, comenzamos a buscar un bebé", dijo, refiriéndose a su compañero, Andrew, de 39 años.

Allen quedó embarazada pero sufrió un aborto espontáneo a las 10 semanas. Aproximadamente un mes después, se enteró de que estaba embarazada nuevamente, esta vez de gemelos.

En junio, a las 34 semanas, Allen se sometió a una cesárea de emergencia y finalmente dio a luz a dos bebés sanos, Luna y Seren.

"Es bastante conmovedor pensar que no tengo uno sino dos bebés milagrosos después de creer que nunca podría ser madre. Me siento increíblemente afortunada de tener gemelos, y estoy completamente enamorada de ellos".

Comentarios