miércoles 19/1/22

Hace meses, el programa Mujeres y Hombres y Viceversa tuvo que hacer una pausa en su emisión debido a las medidas de seguridad por el COVID-19. Por ello, Toñi Moreno se vio obligada a dejar de trabajar y permanecer en cuarentena en Madrid junto a su hija Lola.

Poco a poco va volviendo a la rutina con las colaboraciones en el plató de Supervivientes la noche de los martes junto a Carlos Sobera. Y también por motivos profesionales, como ella misma contó este jueves en Instagram, se desplazó hasta Chipiona para iniciar un nuevo proyecto en televisión de la mano de Canal Sur.

"Ayer grabé un programa sobre Rocio Jurado en Chipiona. El fraile Juan me regaló el momento mágico de subir al camarín, y ver a la Virgen de Regla tan cerca", contó. "Suelo hacerle una visita cuando estoy en Sanlúcar para darle las gracias por lo bueno y lo menos bueno. En esta ocasión le pedí por todos nosotros, para que este virus nos deje una estela de buenas lecciones aprendidas y salud".

A pesar de que Chipiona está a nueve kilómetros de su pueblo natal, Sanlúcar de Barrameda, la presentadora no ha podido visitar a su madre. Toñi Moreno ha estado a escasos minutos de ella, pero el confinamiento sigue obligándola a mantener las distancias, igual que en  los últimos meses.

"Lo que estoy llevando peor de todo esto es el tema de no estar con mi madre", confesó en abril. Aun así, también contó que hacían muchas videollamadas. "Le enseñé a hacer videoconferencias y puede ver a la niña todos los días. Porque mi madre prácticamente no ha visto a la niña. La vio cuando nació y ya no ha podido volver”, comentó.

Toñi Moreno viaja cerca de la casa de su madre por trabajo pero no puede acercarse a...
Comentarios