domingo 27/9/20

Un preso utiliza el alambre de su mascarilla para liberarse de los grilletes

Aunque parece sacado de una escena de ficción, ha tenido lugar en España

Grilletes. Imagen de archivo
Grilletes. Imagen de archivo

Un recluso de un centro penitenciario catalán logró, hace unos días,  liberar su mano izquierda del grillete. Para ello, empleó el alambre de las mascarillas sanitarias, con el que manipuló la cerradura. Instituciones Penitenciaras ya ha lanzado una advertencia a los funcionarios que efectúan los traslados, apelando a la necesidad de contemplar este nuevo riesgo.  

El suceso ocurrió hace pocos días durante un traslado rutinario de un preso a los juzgados. Uno de los mossos d’esquadra observó en la pantalla de vigilancia desde la que controla en tiempo real los compartimentos en los que viajan los presos individualmente que uno de los internos había logrado liberarse de la manilla de la mano izquierda manipulando la apertura con la varilla metálica que tienen las mascarillas sanitarias para ajustarla en la nariz.

El propio policía recriminó al interno su acción a través de los altavoces de que disponen los vehículos policiales de traslados penitenciarios, y el preso arrojó la varilla al suelo y él mismo se volvió a colocar el grillete, según han relatado a La Vanguardia varias fuentes al corriente del incidente.

El Ministerio de Interior recomienda retirar la pieza metálica para evitar lesiones

Una captura del escrito alertando del episodio ha corrido en las últimas horas como la pólvora en los grupos de comunicación que comparten muchos policías para intercambiar información de interés y novedades de su actividad profesional.

En el Ministerio del Interior, concretamente desde la Secretaria de Estado de Seguridad, decidieron a finales de julio redactar y difundir una nota informativa para los integrantes de Guardia Civil y Policía Nacional alertando del riesgo del alambre de las mascarillas y recomendando retirarlo siempre a los detenidos.

La nota informativa se redactó después de que registraran en los últimos meses incidentes puntuales en áreas de custodia con detenidos que se autolesionaron utilizando la varilla metálica de la mascarilla. En todos los casos se produjeron cortes en brazos y muñecas, aunque ningún episodio hubo riesgo vital para los custodiados. Desde entonces, se retira esa varilla aunque en el caso de la Policía Nacional las mascarillas que entregan a sus detenidos ya no las llevan.

En los Mossos d’Esquadra la medida de retirar el alambre se realiza en las áreas de custodia por iniciativa propia de los agentes, pero aplicando la lógica de retirar cualquier elemento de riesgo a un detenido como los sujetadores por el aro que llevan algunas prendas, los cordones de las zapatillas o las gafas.

Comentarios