domingo 26/9/21

Un juez permite a Begoña quedarse en su tienda tras más de 30 años: “Voy a estar hasta que me muera”

El Ayuntamiento de Vigo quería desalojar a la propietaria y a cuatro tiendas más de la calle que están afectadas por una obra de peatonalización y poner en marcha una nueva licitación. "Me lo han hecho pasar muy mal", afirma Begoña Rodríguez
71494091_2755365514487157_7854867157086109696_n
Tienda de Begoña

Begoña Rodríguez, lleva 30 años al frente de la tienda de ropa "Kilómetro Zero", situada en la calle comercial Príncipe, en Vigo. El Ayuntamiento de la ciudad quiere desalojar a la propietaria y a cuatro tiendas más de la calle que están afectadas por una obra de peatonalización y poner en marcha una nueva licitación. Ahora, el juez ha dado la razón a Begoña y le permite seguir en su tienda. “Aquí voy a estar hasta que me muera”, ha afirmado.

Begoña recibió la notificación del Ayuntamiento hace más de un año informándola que. a principio de enero de 2020, debía abandonar el local ya que estaba afectado por las obras de peatonalización de la zona. Desde ese momento, la propietaria y su abogado empezaron una lucha judicial para intentar frenar el desalojo.

No es la única que se encontraba en esta situación, cuatro locales más de la zona se veían afectados por esta zona. En cambio, no han tenido la misma suerte que Begoña, dos de ellos han tenido que bajar la persiana para siempre y los otros dos se verán obligados a hacerlo el 7 de enero. “Había una frutería y tres joyerías, pero sus contratos eran diferentes al mío", explica Begoña.

El juez le ha dado la razón porque cuando se firmó el arrendamiento del local, en el contrato se establecía un sistema de prórroga forzosa para el arrendador. Posteriormente, cuando se eliminó esta obligatoriedad, el Ayuntamiento tenía la "oportunidad de establecer limitaciones" en la duración del alquiler, sin embargo, no lo hizo. Otra de las claves por la que Begoña ha podido quedarse en su local, es porque ha sido la única que no ha arrendado el local en 30 años.

“Que Dios me dé mucha vida, ahora me tengo que cuidar como una reina”, afirma Begoña después de conocer que en la sentencia judicial se contempla que su arrendamiento durará hasta su “jubilación o fallecimiento”. Pero afirma que, aunque el juez le haya dado la razón, “me lo han hecho pasar muy mal y he tenido que gastarme un dineral en los tiempos que corren”. Muchas franquicias se han puesto en contacto con ella para comprarle el local, pero de momento la tienda Kilómetro Zero se queda en Vigo.

Comentarios