jueves 24/9/20

Dos bañistas salvan su vida gracias a las cuerdas de separación de la playa

Momento del rescate
Momento del rescate

Las cuerdas que separan y limitan el espacio en la playa de La Mata de Torrevieja han tenido una doble función. Gracias a ellas han podido salvar la vida a un hombre y una mujer que estuvieron a punto de ahogarse. 

El Ministerio del Interior ha confirmado que el lunes la Guardia Civil recibió una llamada en la que se informaba que dos bañistas se encontraban en problemas al no poder salir del agua debido a la fuerte corriente y oleaje de ese día. 

A pesar de que ondeaba la bandera roja, fueron algunos los bañistas que decidieron darse un chapuzón. Al intentar salir del agua, dos de los bañistas fueron arrastrados a 75 y 50 metros de la orilla, donde permanecían sujetos a una boya. 

Una vez llegó la patrulla de la policía, tuvieron que improvisar un plan de rescate, ya que la lancha de salvamento se demoraba demasiado y las personas atrapadas en el agua corrían el riesgo de ahogarse.

Los cuerpos de seguridad se dirigieron a las parcelas de la playa usadas para mantener el distanciamiento social y desmontaron las cuerdas que delimitan el límite de cada una de ellas. Engancharon unas con otras y, con la ayuda de los turistas, dos guardias civiles entraron en el mar al rescate del hombre y de la mujer junto a los ciudadanos, a modo de cordón humano, como explican los veraneantes allí presentes: "Nos cogimos todos de la cuerda y entramos hacia dentro, en fila".

Pero debido a la fuerte marea que había el rescate se alargó y se tuvo que intentar en varias ocasiones. Finalmente, la cadena formada por turistas y guardias civiles entraron en diagonal hacia los bañistas que pedían auxilio.

Los dos miembros de la "Benemérita" consiguieron sacar a las dos personas del agua con la ayuda fundamental de los ciudadanos presentes. Sobre todo, cuentan los turistas, fue necesaria la ayuda de un trabajador de un restaurante del paseo, en frente de la zona del rescate.

El hombre rescatado tuvo que ser atendido de inmediato por los servicios sanitarios y posteriormente tuvo que ser traslado al Hospital Quirón de Torrevieja para una mejor observación. Aun así, los dos bañistas mantienen ahora un buen estado de salud.

Además, como consecuencia de las arduas labores de rescate, uno de los dos guardias civiles, de 45 años, que entraron en el mar y que lograron salvar la vida a los dos bañistas tuvo que ser sacado del agua por su propio compañero, a causa de su extenuación. Fue atendido también por los servicios médicos y trasladado también al hospital. A pesar de haber pasado la noche en la UCI, ahora mismo se encuentra ingresado y consciente, aunque aturdido y deshidratado.

Comentarios