jueves 25/2/21

Finlandia apuesta por un sistema que proporciona viviendas estables a las personas sin hogar

Persona sin hogar duerme en un banco
Persona sin hogar duerme en un banco

Desde que comenzó la pandemia Cáritas asegura que ha incrementado el número de personas que atiende, ahora son casi 40.000 personas, 7.000 más que antes. En el último año el porcentaje de las personas que piden ayuda ha aumentado un 25%. Los albergues o centro sociales siguen sin tener suficiente capacidad para alojar a todo el que lo necesita y limita las opciones de muchos para integrarse socialmente. La solución ante este hecho es para muchas organizaciones es dar a estas personas una vivienda en la que poder vivir.

El acceso a una vivienda puede cambiar la vida de una persona. Pero el camino directo para realojar e integrar a personas sin hogar no es el habitual. Las personas sin vivienda suelen tener primero acceso a un albergue, luego a un alojamiento temporal y, finalmente, a una vivienda estable. Aunque muchos no llegan a este último paso.

En cambio, el sistema 'housing first' que propone Finlandia elimina todos estos pasos. Por ese motivo, en Europa el número de personas sin hogar crece, mientras que en Finlandia se produce un descenso de la población sin hoja.

Comentarios