viernes 5/3/21

Tras 92 días en coma por Covid, Fernando "resucitó" gracias a una visita de su mujer y el sonido de la radio

El hombre de 75 estuvo durante 92 días desconectado de la vida en un módulo de la UCI
Fernando Fernández Allende
Fernando Fernández Allende

El 22 de marzo de 2020, Fernando fue trasladado al Hospital Lucus Augusti a causa de los graves síntomas de Covid que presentaba. Durante los 108 días que estuvo ingresado, los médicos transmitieron a su familia que la posibilidad de que Fernando se recuperase era tan escasa como un 1% de probabilidades. 

En el tiempo que estuvo ingresado en el hospital, según Fernando, estuvo "desconectado de la vida", debido a un coma inducido en el hospital. De los 108 días que el enfermo estuvo ingresado en el hospital, 92 de ellos permaneció dentro de la UCI.

Su familia, durante ese tiempo, recibió varias llamadas por parte del hospital, informándoles que Fernando se encontraba en un estado crítico a causa de inflamación en la sangre y en el colon, por lo que debió ser sometido a tres transfusiones de sangre, una traqueotomía, y a diálisis.

Cuando su situación mejoró, los doctores avisaron a su familia para informarle de que Fernando saldría del coma. Gracias aa voz de su mujer y el sonido de la radio, en enfermo consiguió recuperar su vida.

Sin embargo, según afirma Fernando, después de despertar aún permaneció un mes en la UCI, lo que para él fue su peor experiencia vivida. "No reaccionaba. Los médicos pensaron que no tenía ganas de vivir", explica Fernando. "No podía mover las manos, ponerme en pie ni era capaz de comer, de ducharme, ni de decir dos palabras juntas. La recuperación es muy dura”, confiesa.

Fernando, que perdió una cuarta parte de su peso durante su estancia en la UCI, ha explicado que “todavía hoy tengo la coordinación muy limitada. No soy capaz de cerrar las manos y me cuesta mover el hombro. Para levantarme de una silla, lo tengo que hacer con calma. Pienso las cosas, pero tardo un rato en ejecutarlas”.

“Esto es algo muy serio, que debe preocuparnos. Tenemos que cuidarnos mucho porque nunca sabemos cómo nos va a atacar esta enfermedad”, ha finalizado Fernando.