viernes 26/2/21

Repullo critica “la falta de delicadeza y sensibilidad” con la que se ha retirado la Cruz de Aguilar

En conferencia de prensa, el delegado ha reconocido que, como católico, no le ha gustado la imagen de la cruz en el vertedero
552455957_170765804_1706x960

Antonio Repullo, delegado provincial de la Junta de Andalucía en Córdoba, ha criticado este jueves “la falta de delicadeza y sensibilidad” que a su juicio ha tenido el Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera al reciclar la cruz de los caídos en el vertedero de Moriles.

En conferencia de prensa, el delegado ha reconocido que, como católico, no le ha gustado la imagen de la cruz en el vertedero. “No me gusta ver símbolos de nadie tirados por los suelos y en ningún vertedero. Creo que la situación no ha sido la más acertada y ha faltado delicadeza y sensibilidad por parte del Ayuntamiento hacia una mayoría de sus vecinos y, también, a toda la sociedad”, ha afirmado el delegado, que ha añadido que “los poderes públicos tienen que estar por encima de estas cosas y tratar con sensibilidad a sus ciudadanos”.

Además, ha aclarado que la Junta de Andalucía no tomó parte en la decisión de retirar el símbolo, puesto que no tenía competencias para ello. Lo ha hecho, después de que el Diario ABC Córdoba asegurara que la Delegación de Cultura autorizó la retirada de la cruz por “daños a la Iglesia y por carecer de valor”.

En ese sentido, Repullo ha recalcado que Cultura emitió un informe “exclusivamente patrimonial” que respondía a dos cuestiones, si la cruz era parte del Bien protegido -no lo era- y si el Ayuntamiento podía poner en su lugar una estatua -lo cual fue rechazado por efecto estético-. En cualquier caso, el delegado ha asegurado que “la Junta no puede ni autorizar ni desautorizar” al Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera por haber retirado la cruz.

“Si hubiese una escultura previa a la declaración BIC del edificio, el Ayuntamiento lo podría haber retirado. Evidentemente la retirada de la cruz crea una polémica más que cualquier otro monumento, pero el informe de la Junta es meramente patrimonial”, ha insistido Repullo, que ha concluido: “Por mucho que nosotros digamos que no queremos que se quite, es imposible que pudiéramos evitar que la Cruz fuera retirada por el Ayuntamiento. Cultura nunca pudo haber vetado dicha retirada”.

Comentarios