miércoles 23/9/20

Un artista estadounidense envía 1.800 cuadros a un Hospital de Brooklyn para agradecer el trabajo de los sanitarios durante la pandemia

Este artista basado en Los Ángeles quiso enviar cientos de sus pinturas a 5.000 kilómetros de distancia a la ciudad de Nueva York para recordarle al personal del hospital que él, y todo el país, están agradecidos por su duro trabajo en la lucha contra el Covid-19 

Michael Gittes con sus dibujos florales
Michael Gittes con sus dibujos florales

Como medio para conmemorar sus heroicidades, Michael Gittes decidió regalar una pintura floral única a cada médico, recepcionista, conserje, gerente de inventario, cocinero, administrador y enfermero del Centro Médico Interreligioso de Brooklyn.

En el punto álgido de la pandemia, el centro de salud sin fines de lucro estaba repleto de pacientes, a veces atendiendo a más de 100 personas por día.

El artista quiso dar las gracias por su esfuerzo y sacrificio, y mediante una jeringuilla creó las pinturas expresionistas que envió al hospital, “Cuando realmente vimos las pinturas de primera mano, fue como navidad”, comentaba a la CNN Tracy Green, directora del hospital. “Sentir que has estado trabajando incansablemente estos últimos meses y que alguien lo aprecia dándote un regalo, te sacia de felicidad”, continuó.

“Te queremos, todos os quieren. Te quieren millones de personas que nunca conocerás. No eres un extraño para nadie. Estas flores son de todos”, transmitió Gittes al personal sanitario.

El trabajo de Gittes se ha exhibido en la Galería Nacional de Retratos de Londres, la Armería de Park Avenue en Nueva York e incluso en la zona desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur. El enmarcado y envío de las pinturas fue facilitado por el dinero acumulado por Gittes de coleccionistas privados que compraron sus pinturas.

Cada flor única representa la contribución de cada empleado para cuidar un jardín en la Gran Manzana, mientras que el uso de la jeringa, según el artista, representa el poder curativo tanto de los trabajadores del hospital como de sus piezas superdotadas.

"Creo que mucha gente no se da cuenta de lo mental, física y emocional que ha sido esta pandemia, no solo para nuestros trabajadores médicos y hospitalarios, sino también para sus familias", comentó Eli Bronner, gerente del pintor.

Gittes esperaba que al ver la pintura en las oficinas o casas de los empleados podría ayudarles a tener “un momento de paz dentro de toda la locura”, continuó Bronner.

El artista compartió en redes sociales un vídeo donde mostraba las miles de pinturas que había realizado para los sanitarios. En el post de Instagram escribió: “Fin del día durante el proyecto ‘No eres extraño para nadie’”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

End of a day during Strangers to No One project

Una publicación compartida de Michael Arthur Gittes !! (@michaelgittes) el

Comentarios