miércoles 23/9/20

Alejandro Molina, el Guardia Civil que asistió a un joven accidentado gravemente y logró mantenerlo con vida

La víctima del accidente, a la izquierda, junto a Alejandro. / IDEAL
La víctima del accidente, a la izquierda, junto a Alejandro. / IDEAL

CBN. Hace diez días, según recoge Ideal de Granada, un joven de 32 años circulaba con su vehículo por la carretera A-44, perteneciente al término municipal de Maracena, Granada.

El joven perdió el control de su vehículo y se salió de vía en un aparatoso accidente, dando varias vueltas de campana y saliendo despedido de su vehículo. A pesar de lo desafortunado del incidente, el accidentado fue afortunado ya que un vehículo patrulla de la Guardia Civil circulaba justo detrás de él.

El sargento Alejandro Molina era uno de ocupantes del vehículo de la Benemérita, quien lo asistió mientras llegaban los efectivos del 112 Emergencias de Andalucía.

El accidente se produjo el pasado 21 de diciembre, minutos antes de las 6 de la mañana mientras el joven, vecino de la localidad de Peligros, se dirigía a su puesto de trabajo. El sargento de la Guardia Civil intentó mantenerlo despierto aunque confiesa que el chico estaba muy mal, ya que sufría innumerables heridas y un traumatismo craneoencefálico.

El joven, que aún se recupera de las lesiones del accidente, buscó a su salvador al salir de la UCI para poder agradecerle que aún conserve la vida, ya que pasó en cuidados intensivos cinco días.

Alejandro, el particular ángel de la guardia, también se estuvo interesando por la salud del herido dada la gravedad de los hechos y se mantuvo en contacto con su hermana. Según manifiesta el agente de la Guardia Civil a El Ideal, si no se lo hubieran encontrado y atendido las posibilidades de supervivencia hubieran sido mínimas.

Comentarios