sábado 26/9/20

El alcalde de un pueblo de Pontevedra se ofrece a hacer la compra de los mayores del municipio durante la cuarentena

Andrés Díaz, junto a la furgoneta de reparto. FACEBOOK
Andrés Díaz, junto a la furgoneta de reparto. FACEBOOK

Andrés Díaz, alcalde de un pequeño pueblo gallego, ha querido marcar la diferencia con sus acciones y sumarse a la lucha contra el coranavirus durante el estado de alarma.

El alcalde de Ponte Caldelas, en Pontevedra, se ha ofrecido a comprar medicinas y alimentación a las personas mayores que habitan en el municipio. A bordo de uno de los vehículos municipales, una furgoneta, recorre las calles de la localidad para ayudar a los más vulnerables y no dejarles de lado.

Andrés tenía experiencia como Casco Azul de la ONU y ha utilizado estas vivencias del Ejército Español y la misión de paz que efectuó en Bosnia para lanzarse a la calle y asistir a quienes lo necesiten.

Con todos los trabajadores municipales encargándose de la desinfección de los espacios públicos, el alcalde muestra su fortaleza e unión con los habitantes del pueblo, recogiendo la lista de la compra o la cartilla sanitaria de los mayores, ya habiten dentro o fuera del núcleo urbano, y gestionando sus necesidades básicas a las que no tienen acceso por ser población de riesgo.

Comentarios