viernes. 01.03.2024

El de 2023 es el peor de septiembre desde 2015 en ahogamientos mortales no intencionales en los espacios acuáticos españoles, al haber perdido la vida 53 personas.

Este dato supone, además, que el de este año se coloca como el cuarto verano con más muertes por ahogamiento en los últimos nueve, desde que en 2015 la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo comenzó a recopilar los datos en el Informe Nacional de Ahogamientos (INA).

Solo los períodos de julio, agosto y septiembre de 2019, con 219 víctimas mortales, 2015, con 202, y 2017, con 198, superaron las 185 que se han dado en estos tres meses de este 2023.

Asimismo, por primera vez desde que la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo tiene la serie histórica, septiembre iguala a agosto en pérdidas de vidas humanas. Hasta ahora siempre se había registrado un descenso significativo de fallecimientos en los espacios acuáticos españoles entre el principal mes del verano y septiembre.

Además, las 53 personas que perdieron la vida en septiembre de este año suponen un incremento de más de 50 por ciento respecto a los ahogamientos mortales del mismo mes de 2022, en que fallecieron 35 personas, 18 menos.

En el cómputo del año, entre el 1 de enero y el 30 de septiembre, los óbitos en los espacios acuáticos españoles por ahogamiento no intencional se elevan a 355, el peor dato desde 2019, en que se registraron 357 muertes por esta causa y el cuarto con más muertes desde 2015, tan solo superado, aparte de por 2019, por 2017, con 409 fallecimientos, y 2016, con 362.

Septiembre de 2023, el que más ahogamientos ha registrado desde 2015