viernes 23/10/20

#NoSonBuenasNoticias Recibe una factura de más de un millón de dólares tras pasar dos meses en hospital por el coronavirus

Michael Flor en el momento del alta
Michael Flor en el momento del alta

Michael Flor, un hombre de 70 años de Estados Unidos, tras dos meses ingresado en el hospital, ha conseguido superar el coronavirus. Su sorpresa fue cuando al salir del centro recibió una factura de 1.122.501,04 dólares, según informa The Seattle Times.

"La abrí y dije 'joder'", ha revelado el paciente tras leer la detallada factura tras su ingreso que estaba compuesta de 181 páginas. Estuvo ingresado en el Centro Médico Sueco en Issaquah, en Seattle, hospital que resulta muy costoso para una familia como la de este hombre. "Tienes que sacarme de aquí, no podemos permitirnos esto", le dijo a su mujer nada más despertarse y verse en una cama de ese centro. 

Por suerte, Michael Flor no tendrá que hacer frente a esta deuda. Dada la situación, el Congreso de EEUU aprobó una ayuda de más de 100.000 millones de dólares para sufragar los gastos que pudiera producir la pandemia, tanto en hospitales como en compañías de seguros, aunque no se tenga uno. Aunque las propias empresas de seguros médicos aseguran que los gastos del país por la Covid-19 podrían superar los 500.000 millones de dólares. 

"Me siento culpable por sobrevivir", ha declarado este hombre asombrado al conocer el "increíble coste" que tendrá que afrontar el gobierno por su estancia en el hospital. "Hay una sensación de '¿por qué yo?' '¿Por qué me merecía todo esto?'", se preguntaba.

Son varias las personas que se han llevado este susto al abandonar el hospital después de superar el virus. También David Lat recibió una factura de 320.000 dólares que tampoco tuvo que abonar.

Sin embargo, el escritor ha querido destacar que mientras que él no tenía que hacer frente a los gastos que supusieron su estancia en el centro médico por estar enfermo de Covid-19, los pacientes con cáncer sí que tenían que hacerlo.

"Sufrir el coronavirus en lugar del cáncer no debería suponer una diferencia en términos de su carga financiera", declaró. "Lo que uno paga como paciente no debería depender, en esencia, de si su enfermedad tiene un buen publicista".

Comentarios