viernes 7/8/20

#NoSonBuenasNoticias Fernando Simón califica el rebrote de Málaga como "muy importante" tras sumar ya 89 positivos

Cruz Roja y la teleasistencia para las víctimas de violencia de género
Cruz Roja y la teleasistencia para las víctimas de violencia de género

Los casos y los focos de coronavirus se siguen extendiendo por la geografía nacional a gran velocidad, aunque, por ahora, ninguno se ha escapado al control de las consejerías y el Ministerio de Sanidad. 

Los 15 positivos que estaban confirmados el miércoles en un centro de acogida de la Cruz Roja en Málaga ascendieron este jueves de golpe hasta 89 –83 según la Junta de Andalucía–. La situación allí es de control "prácticamente pleno, del cien por cien" y el edificio afectado está "cerrado a cal y canto", según afirmó ayer la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro.

Pese a ello, es uno de los focos que más preocupan al Ministerio de Sanidad, que lo calificó ayer en boca de Fernando Simón como "muy importante".

La comunidad más al sur de la Península ha confirmado que tiene otros cuatro rebrotes en su territorio. El último de ellos, en Lepe, (Huelva), está relacionado con un caso importado. A los anteriores hay que añadir los ya conocidos en dos zonas de Granada (Metropolitano y Distrito Granada), con 23 casos en total y en Algeciras (Cádiz), con 22 contagios. El de Algeciras y uno de los granadinos están controlados, mientras que los otros siguen bajo investigación, según detalla la Consejería de Salud y Familias de Andalucía.

El brote que más preocupa a Sanidad junto al de Málaga es el situado en el este de Aragón. Allí, tres comarcas de Huesca y una cuarta de Zaragoza registran ya un total de 11 focos activos –cuatro en residencias y siete vinculados a entornos laborales– con al menos 250 casos confirmados hasta la fecha. La comunidad suma tres días con un volumen de casos cercano al medio centenar.

A medida que los rebrotes avanzan, también se va conociendo más información sobre los casos. Por ejemplo, el foco de la localidad cacereña de Navalmoral de la Mata cuenta ya con 20 positivos mientras el paciente cero –un migrante irregular trasladado desde Almería a un centro de este municipio– se encuentra en paradero desconocido y las autoridades tratan de localizarle.

La epidemia ha resurgido hasta ahora en residencias y otros centros sociales (Bilbao, Málaga), entornos laborales (Huesca, Rafelbuñol), hospitales (Basurto, Txagorritxu, Valladolid) y reuniones sociales o familiares (Galicia, Murcia, Navarra).

También la llegada de varias personas contagiadas desde otros países ha prendido de nuevo la mecha en zonas en las que la infección se daba por desaparecida. 

Sin embargo, lo que preocupa a Sanidad, más que el hecho de que los rebrotes sigan apareciendo, son las situaciones en las que el virus se contagia en silencio sin ser detectado. "El que estemos hablando de brotes y no de transmisión comunitaria implica que estamos bien", sostuvo ayer Fernando Simón, director del Centro de Coordinación del Centro de Alertas y

Emergencias Sanitarias. "El hecho de que hablemos de ellos [los rebrotes] es una buena noticia. La mala es que alguno se nos puede escapar y podría generar transmisión comunitaria que no detectáramos a tiempo", añadió. 

Simón se refirió ayer también al peligro de los casos importados, una realidad con la que habrá que convivir. "Van a entrar y no se va a poder evitar", dijo el epidemiólogo, que considera que "sería muy inocente pensar que estamos completamente protegidos".

En las últimas semanas se han producido al menos 40 brotes, según informó ayer Fernando Simón en rueda de prensa. El médico explicó que algunos de ellos "vienen de hace más tiempo" y que "no todos ellos son de riesgo". Según el facultativo ahora mismo "11 o 12" de ellos representan riesgo.

Comentarios