jueves 09.04.2020

#NoSonBuenasNoticias Fallece el profesor de la UCO Enrique Aguilar Gavilán, ejemplo de universitario

El profesor Enrique Aguilar Gavilán. - SÁNCHEZ MORENO
El profesor Enrique Aguilar Gavilán. - SÁNCHEZ MORENO

Enrique Aguilar Gavilán, profesor titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Córdoba, ha fallecido este domingo a los 71 años. Nacido en Córdoba, el profesor Gavilán ha estado vinculado a la Universidad de Córdoba durante cuarenta años. En 1971 comenzó a cursar estudios de Geografía e Historia, formando parte de la primera promoción de esta titulación, para seguidamente iniciar su actividad docente en la Facultad de Filosofía y Letras, centro al que estuvo ligado hasta su jubilación en 2018.  

Enrique Aguilar fue secretario general de la Universidad de Córdoba entre el 2002 y el 2006, durante el mandato de Eugenio Domínguez como rector. Fue también secretario de departamento y, junto al profesor Francisco Santisteban, impulsor de la Cátedra Intergeneracional, de la que fue director entre 1998 y 2002. 

Autor de numerosos artículos y tres libros sobre Córdoba, Enrique Aguilar fue también miembro numerario de la Real Academia de Córdoba desde 2010, responsable de la Obra Social y Cultural de la Caja Rural y colaborador en diversos medios de comunicación.

Desde que en 2015 fuera diagnosticado de Esclerosis Lateral Amórfica (ELA), el profesor Gavilán ha sido un ejemplo de lucha contra la enfermedad y altavoz de la demanda de mayores inversiones para impulsar la investigación de esta enfermedad. En 2016 fue reconocido por Diario Córdoba con el título de Cordobés del Año en la categoría de Valores Sociales.

Querido y respetado por la comunidad universitaria, en 2018 recibió un emotivo homenaje con motivo de su jubilación en el que se destacó la dedicación del profesor Aguilar a la institución académica, donde se le definió “como un claro referente y un ejemplo de lo que debe ser un universitario”.

La Universidad de Córdoba expresa su más profundo pesar a sus familiares, amigos y, especialmente, a su esposa, Mª José Porro Herrera, también profesora de la UCO. 

La capilla ardiente estará en el tanatorio de las Quemadas, Sala Séneca. Se celebrará un responso por el eterno descanso de su alma el martes día 18, a las 12 de mañana en el mismo tanatorio.

Comentarios