domingo. 14.07.2024

El trágico accidente tras caerse la cabina de un teleférico entre las comunas de Stresa y Mottarone, a unos 70 kilómetros al noroeste de Milán donde fallecieron 14 víctimas y tan solo un pequeño gran superviviente de 5 años, Eitan. El niño se encuentra hospitalizado en el Hospital Reina Margarita de Turín en estado grave, donde lucha entre la visa y la muerte. El pequeño padece traumatismos en el cráneo, el pecho y el abdomen, además de varias fracturas en las extremidades. Eitan viajaba con sus padres, sus bisabuelos y su hermano de solo dos años; todos perdieron la vida.

Los médicos del Hospital Reina Margarita creen que fue el abrazo de su padre lo que permitió a Eitan sobrevivir al impacto tras la caída y las posteriores vueltas de campana de la cabina ya en el suelo del bosque.

El niño fue operado el pasado domingo a última hora y permanece sedado e intubado en el hospital. Poco antes, a su llegada al centro, Eitan pronunció unas desgarradoras palabras, que recoge La Stampa: "Dejadme, tengo miedo. ¿Dónde está mi mamá?".

Por el momento, el pronóstico es reservado, pero se encuentra estable. Las próximas 48 horas, según el centro, son cruciales y, por eso, Eitan se encuentra monitorizado constantemente".

La tragedia ocurrió a 300 metros del final del trayecto cuando un cable se rompió, lo que causó que la cabina comenzase a descender descontroladamente hasta caer en la ladera de una montaña y comenzar a rodar ladera abajo, hasta estrellarse con los árboles. Tuvo lugar en el Monte Motarrone en lo más elevado, lo que dificultó el acceso de las labores de rescate.

Los expertos tratan ahora de entender qué provocó la ruptura del cable de sujeción, que había superado todos los controles, y porqué fallaron también los frenos de emergencia. Fallos en los mecanismos de seguridad que han convertido un día de excursión, en un auténtico drama nacional.

Eitan, el único superviviente del trágico accidente del teleférico en Italia, se...