viernes 24/9/21

El cuarto trimestre de 2020 deja en la provincia 89.900 parados

La tasa de paro desciende un leve 0,34% y se sitúa en el 23,75%, mientras que la tasa de actividad de la provincia se sitúa en el 57,91%

Cola en la oficina del SAP. Imagen de archivo
Cola en la oficina del SAP. Imagen de archivo

Para la Unión General de Trabajadores de Córdoba (UGT Córdoba) los efectos de la pandemia se hacen notar, y mucho, en la EPA (Encuesta de Población Activa)  de este trimestre ya que, por primera vez en mucho tiempo, se destruye empleo en un época en la que tradicionalmente se creaba bastante debido a las campañas agrícolas y comerciales propias de fin de año.

A pesar del acuerdo de la prórroga de los ERTEs hasta el próximo 31 de mayo, los datos de Córdoba continúan 8 puntos por encima de la media nacional en tasa de paro y casi 2 por encima de la media andaluza. Estas cifras son, para el secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, Manuel Torralba, “inaceptables desde cualquier punto de vista” y no se puede culpar exclusivamente a la pandemia “porque son exactamente la misma diferencia que teníamos hace un año”.

Así, el número de personas en paro ha subido en mil con respecto a 2019, “lo que no es especialmente significativo en cuanto a la cantidad, pero sí lo es en lo que puede llegar a ser la tendencia del mercado laboral a lo largo de este año que se nos viene encima”.

En este sentido Torralba destaca que “nos consta el cansancio de muchos autónomos y empresarios, que no están pidiendo la renovación de los ERTE porque el ritmo de las restricciones sanitarias no baja y, cada vez, se le acumulan más pérdidas, lo que hace que muchos de ellos estén echando el cierre de su actividad o se lo estén pensando”. Esta circunstancia se da, principalmente, en el sector servicios.

Para el secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba todo dependerá de la evolución de la pandemia y advierte que “nuestra provincia no está preparada para los embates de una crisis prolongada” algo que ya se comprobó durante la anterior crisis económica. Esta incapacidad está directamente relacionada con la “excesiva dependencia de los sectores agrícolas y de servicios que, por su idiosincrasia, están sujetos a la temporalidad de las diferentes campañas”.

 Además Torralba ha querido destacar que “como en toda crisis, hay colectivos más afectados que otros”. En este caso las más afectadas son las mujeres, con un 8% más de paradas que en el colectivo masculino. Esta circunstancia está principalmente relacionada con que la pandemia afecta más a sectores muy feminizados, como son el turismo y el comercio.

En definitiva, el representante sindical ha recordado que, “a pesar de la crisis, en nuestra provincia, año tras año, tenemos más de lo mismo y nadie hace nada por cambiarlo”.

Comentarios