martes 2/3/21

#NoSonBuenasNoticias El COVID-19 multiplica por 7 su incidencia en el Segrià y escapa al control de las autoridades

Guardia Civil
Guardia Civil

En la comarca del Segrià, confinada desde el pasado sábado, los contagios por coronavirus han escapado al control de las autoridades sanitarias catalanas. Las cadenas de transmisión comunitaria –que existen desde junio pese a que la Generalitat lo admitió el lunes– se han multiplicado de tal manera que, a día de hoy, la incidencia del virus es siete veces mayor que hace tan solo dos semanas, cuando se estrenó la nueva normalidad en Catalunya.

Si el 19 de junio el número de contagios diarios –en promedio semanal– era de 5,4 por cada 100.000 habitantes, el pasado viernes, 3 de julio, la cifra ascendía a 39,4. Supone además casi el doble de casos que en el conjunto de la región sanitaria de Lleida (25,2) y veinte veces más que la media catalana (2,1). De hecho, en la última semana casi la mitad de los 1.132 positivos registrados en Catalunya se han detectado en esta comarca de 210.000 habitantes de la que Lleida es capital.

El nivel disparado de infecciones en la comarca llevó el sábado a la Generalitat a ordenar su cierre perimetral cuando pocas horas antes no lo contemplaba y se centraba en pedir a la población bajar el ritmo. Este lunes, tras la comisión territorial de seguimiento de la epidemia en el Segrià han ido un paso más allá y han asegurado que, si en 15 días no remitían los contagios, no descartan endurecer las medidas y decretar un confinamiento domiciliario.

El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic y asesor del gobierno para la pandemia, Antoni Trilla, valoraba también que podría ser una alternativa, aunque se mostraba cauto con ella. “Parece que la cosa no va a una velocidad tal que no permita todavía tener esperanzas en el control de los brotes sin escalar las medidas”, aseguraba en una entrevista en Catalunya Ràdio.

En cuestión de días se sabrá si las medidas ha sido útiles no solo para reducir las infecciones en el Segrià, sino también para evitar que el descontrol se extienda a otras comarcas colindantes. De momento, no ha sido así, aunque todas las que la rodean tienen incidencias muy superiores a la catalana. Les Garrigues, Pla d’Urgell y Noguera tienen una media semanal de contagios de 5,5, 5,9 y 11,9 casos por cada 100.000 habitantes. Destaca también el caso de la Segarra, más alejado de la zona pero que tiene una incidencia elevada debido a un rebrote registrado a finales de mayo.

Comentarios