jueves 2/12/21

Colt Parris es un niño de tres años que ha sufrido un derrame cerebral provocado por el coronavirus. El menor empezó a comportarse de manera extraña, pues había dejado de comer y de beber además de que su madre observó que a su hijo también le empezaba a costar moverse. 

Sara Parris, la madre de Colt, preocupada por la salud de su hijo lo llevó a una clínica local para que le hicieran una prueba de coronavirus. El pequeño dio negativo en un principio, aunque los médicos de la clínica le mandaron a un hospital para descartar cualquier error o inconveniente en el cuerpo de Colt. Una vez en el Hospital de Mujeres y Niños de la Universidad de Missouri en Estados Unidos se le volvió a hacer la prueba al niño y esta vez los resultados salieron positivos. 

Colt había perdido parte de la capacidad para mover la parte derecha de su cuerpo, es decir, el brazo y la pierna diestras. Los médicos lo notaron y procedieron a hacerle un estudio más minucioso y dieron con que el niño sufría de un bloqueo en el cerebro. Aunque el niño sigue con vida y luchando por recuperarse. 

Según informa el Registro Nacional Covid-19 de la Sociedad Española de Neurología (SEN), al menos un 22% de las personas que se contagian del coronavirus presentan secuelas cerebrales y un tercio de ellos acaba sufriendo un síndrome confusional leve o moderado. 

Un niño de 3 años sufre un derrame cerebral tras dar positivo en coronavirus 
Comentarios