domingo. 03.03.2024

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena que un juzgado de Barcelona impuso al  “youtuber” ReSet por humillar a una persona sin techo a la que grabó tras darle unas galletas Oreo rellenas de pasta de dientes en la calle.

El joven “youtuber”, Kenghua R. ahora es un famoso “influencer” en España y América Latina llegando a acumular más de 1,1 millones de suscriptores y 124 millones de visualizaciones de sus videos.

Fue condenado en 2019 por un delito contra la integridad moral tras publicar el video con el que ganó más de 2.000 euros. Además de la prohibición de usar su canal de Youtube durante cinco años, fue condenado a quince meses de cárcel y a indemnizar al hombre con 20.000 euros por daños morales.

El pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha concluido que las redes sociales pueden convertirse en un espacio perfecto para romper las medidas cautelares interpuestas de alejamiento o prohibición para comunicarse.

El “youtuber” ReSet no podrá subir vídeos durante 5 años por humillar a un mendigo