lunes 26/10/20

Un hombre alquila habitaciones de su casa a personas mayores que no puedan pagar una residencia

56140188_ml

Antonio García López es un hombre de 72 años y natural de Oleiros, en A Coruña, al que se le ha ocurrido una idea para no tener que hacer frente al alto precio de las residencias geriátricas. Este gallego ha decidido alquilar las habitaciones de su casa para poder hacer frente a los gastos de la vivienda entre todos los inquilinos y hacerse compañía entre ellos.

Según recoge el medio 'La Voz de Galicia', Antonio tiene "una casa enorme" que cuenta con muchas comodidades pero que se le ha quedado grande. Por eso, y tras meditarlo mucho, ha ideado un plan para poder alquilar las habitaciones de su casa a gente mayor que no pueda hacer frente al pago de una residencia.

Antonio trabajó gestionando equipos humanos y por eso cree que podría "trasladar esos conocimientos a este proyecto" en el que todos los inquilinos tendrían libertad de movimientos siempre y cuando se cumplan unas normas de convivencia.

En la vivienda, que se construyó en 2007 pero que está totalmente nueva porque no se dio de alta hasta el año pasado, hay cinco habitaciones y varias zonas comunes en las que harían vida juntos: "Habría autonomía y libertad total, pero dentro de un orden".

Para que la convivencia sea plena y no tenga fisuras, Antonio plantea que se podría contratar a una persona para que limpie la casa y haga la comida, algo que, según sus cálculos, saldría por 1.200 euros al mes. Es decir, cada inquilino tendría que pagar alrededor de 300 euros al mes más los gastos para la comida.

Antonio cree que esta idea es beneficiosa no solo para él, sino para "cualquier otra persona que quiera vivir acompañado y quiera tener una buena calidad de vida".

La posibilidad de vender el inmueble para irse a algo más pequeño no lo contempla porque las casas cada vez son más pequeñas y de poca calidad. "No quiero vender algo de tanto valor para comprar otra cosa que no vale nada", dice Antonio, que prefiere la alternativa de compartir su casa y los gastos.

Comentarios