sábado. 22.06.2024

Los efectos de la guerra en Ucrania no paran de acechar al mundo, y por ello el Gobierno ha sacado un paquete de medidas que permite a los supermercados limitar la cantidad de productos que puedan ser adquiridos por cada consumidor.

Hace 36 días que comenzó el conflicto en Ucrania y desde ese momento algunos supermercados como Día, Mercadona, Eroski o Consum comenzaron a racionar la compra de aceite de girasol para evitar que los consumidores terminaran con las grandes reservas ante el temor de que el conflicto en Ucrania acabara con el suministro. Que famoso por sus amplios campos de girasol, es el primer exportador mundial

Esta medida, que actualmente mantienen algunos supermercados, tenía un vacío legal. Ahora el Gobierno ha reformado la ley y ha aprobado un paquete de medidas, el plan de choque contra los efectos sociales y económicos de la guerra, que ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

“Ante circunstancias extraordinarias o de fuerza mayor que así aconsejen, los establecimientos comerciales puedan suspender con carácter temporal la prohibición prevista de limitar la cantidad de artículos que puedan ser adquiridos por cada comprador”, establece el artículo 9 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista. 

Así, los supermercados pueden ahora seguir con esta práctica bajo el amparo de la ley, siempre y cuando sea por situaciones excepcionales, justificada y temporal con el fin de evitar desabastecimientos. Como la actual huelga de transportes, el conflicto armado o meses atrás la pandemia.

Esta reforma llega tras varias semanas de escasez de algunos productos. Y tras la reforma interpuesta por el gobierno ucraniano para limitar las exportaciones de productos agrícolas, como el aceite de girasol. Los lácteos, la carne, el pescado y el aceite han sido los más demandados y los que se han agotado antes.

Los supermercados tienen carta blanca para limitar las compras por consumidor