lunes 20/9/21

El sónar trabaja en la búsqueda de las niñas desaparecidas y los investigadores descartan que estén en Canarias

El grupo de investigación de la desaparición de Anna y Olivia comienza a buscar en el fondo del mar a través del sónar y el robot submarino, para descartar el peor de los escenarios
Anna y Olivia
Anna y Olivia

La desaparición de las pequeñas Anna y Olivia tiene conmovida a todo el mundo desde que aquel 27 de abril su progenitor, Tomás Gimeno atracara su lancha y comenzase esta incertidumbre. La embarcación se encontró a la deriva a unos kilómetros al sur, frente a Guimar.

Ahora, la investigación da un paso más y el objetivo es eliminar el peor de los escenarios. Por ello, se ha comenzado una búsqueda minuciosa en Tenerife, en la zona donde se localizó la barca de Tomás Gimeno, a través del sónar y el robot submarino. En este caso, pueden llegar hasta 2.000 metros de fondo. El robot, ROV Liropus 2000, está equipado con siete cámaras que ayudará y facilitará las imágenes en directo e incluso recoger muestras.

Otra zona marcada por la Guardia Civil para ser inspeccionada es la zona que no está muy lejos de la costa pero es muy profunda, hasta los 1.500 metros de profundidad. Aquí es donde el barco Ángeles Alvariño del Instituto Español de Oceanografía es un factor fundamental, ya que es capaz de detectar y proporcionar imágenes digitales de cualquier cambio en el fondo marino.

El mundo está consternado tras la noticia de la desaparición de las dos pequeñas. Las redes sociales se hicieron y sigue haciendo eco de la situación. La madre de Anna y Olivia, Beatriz Zimmerman, sigue sin perder la esperanza de poder encontrar a sus hijas. Ella sabe que sus hijas pueden estar en cualquier parte del mundo, porque su padre no sería capaz de hacerle nada, según explica en la carta que se hizo pública en Instagram.

Tras más de un mes de intensa búsqueda de Tomás Gimeno y sus hijas Anna y Olivia, la Interpol continúa en alerta ante la opción de la huida, vía marítima, del padre y sus hijas desaparecidas en Tenerife. Los investigadores dan prácticamente por descartado que Tomás y las menores estén todavía en Canarias, viviendo escondidos en tierra firme.

Hace más de un mes que Beatriz comenzaba este agonizante desafío, así delató en el perfil de Instagram bringbackhomeannaandolivia: "Hace un mes que no veo a mis niñas, un mes que no ha sido nada fácil pero en el que gracias al cariño y apoyo de todos, no he perdido la esperanza y la fe en que las vamos a encontrar. Les sigo pidiendo ayuda. Que sigan compartiendo, que me sigan ayudando a que este mensaje llegue a todas partes del mundo”. Un perfil en el que se puede encontrar diferentes imágenes y vídeos de Anna y Olivia como de Tomás Gimeno, con el que facilita la búsqueda y en el que pide la ayuda ciudadana.

 

Comentarios