viernes 20/5/22

El sindicato JUPOL, mayoritario en el Consejo de la Policía, ha solicitado este martes que las entidades que organizan las competiciones de fútbol asuman los costes de los dispositivos de seguridad, poniendo de ejemplo el caso del derbi de la Copa del Rey entre Betis y Sevilla de este fin de semana, un partido que movilizó a 600 agentes en dos días seguidos tras ser aplazado por el lanzamiento de una barra de plástico que golpeó a un jugador.

JUPOL se queja de que el derbi sevillano, declarado de alto riesgo días antes de celebrarse, fue paralizado el sábado por la noche por el árbitro tras el lanzamiento de la barra que golpeó a un jugador del Sevilla, finalizándose el domingo sin público en el estadio del Betis. Ayer la Policía comunicó la detención de un hombre de 29 años por estos hechos.

El sindicato lamenta la "falta de previsión" en la comunicación oficial de que el partido suspendido el sábado se reanudaría el domingo a las 16.00 horas, lo que obligó a montar otro dispositivo policial compensado luego --según JUPOL-- con horas libres.

"Dos jornadas de dispositivo de alto riesgo, con un despliegue de más de 400 agentes el primer día y 200 policías el segundo día, por los que los funcionarios de la Policía Nacional no percibirán cantidad económica alguna", asegura.

ANTIDISTURBIOS CADA FIN DE SEMANA

En un comunicado, JUPOL recuerda que esta misma petición la realizó en la pasada Eurocopa de fútbol y que existen "entes privados" que sí costean el servicio de seguridad proporcionado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Citan el caso del El Tribunal superior de lo contencioso-administrativo de Bremen, que sentó jurisprudencia obligando a la liga alemana a pagar los gastos policiales originados en los partidos más importantes, y la Ley 10/2015, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas en el País Vasco, que establece en su artículo 111 punto 2 que los clubes pagarán 31 euros por funcionario y hora por los servicios prestados por la Ertzaintza.

La organización sindical ha indicado que la normativa reguladora de los espectáculos públicos y el deporte establece que la seguridad de los eventos deportivos en el interior y en la zona de acceso de los estadios la realizarán empresas de seguridad privada contratada por el organizador.

Sin embargo, esto no se aplica en España, donde se movilizan a los 'antidisturbios' de la Unidad de Intervención Policial para mantener la seguridad tanto en el perímetro del terreno de juego como en el apartado reservado para aficiones ultras. En este caso, JUPOL entiende que el coste de la seguridad debería ser asumido por La Liga.

Sindicatos de policías piden que el fútbol costee sus dispositivos
Comentarios