lunes. 15.04.2024

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Francisco César García Magán, ha afirmado que ser homosexual "no es pecado ni es delito".

"No es delito ni es pecado", ha afirmado García Magán, este jueves, en declaraciones a los medios de comunicación, al ser preguntado por si ser homosexual es pecado.

Tras participar en un desayuno informativo de Nueva Economía Forum, el obispo ha puntualizado que el Papa Francisco ha reiterado lo que dice el catecismo de la Iglesia Católica, "donde se afirma que la orientación sexual, la tendencia en sí misma no es pecado.

En todo caso, ha precisado que aquello en lo que se concrete una relación, ya sea homosexual o heterosexual, puede ir en contra de la moral católica y de las normas recogidas en el catecismo. "No es que todo vale", ha indicado.

"Desde el punto de vista de la moral católica, también hay aspectos en una relación heterosexual que pueden no estar de acuerdo con la moral católica", ha explicado.

NO HACER BANDERÍAS CON EL ABORTO

Por otro lado, preguntado por el protocolo antiabortista anunciado por la Junta de Castilla y León, García Magán ha pedido "despolitizar y no hacer banderías del tema del aborto" y espera que haya una "maduración de conciencia social" sobre este tema como la habido en el tema de la violencia infradoméstica. "Si se oía chillar a una mujer, decían son cosas del matrimonio, no hay que meterse. No, no, hoy hemos llegado a la conclusión de que hay que meterse, porque es una violencia que no es legítima, que no es explicable ni justificable", ha señalado.

Según ha precisado el obispo, el mensaje de la Iglesia es el mismo, "de defensa de la vida" y ha abogado por proteger toda vida, "no solo en el seno de la madre" sino también la de los migrantes que "se meten en una patera" para cruzar el Mediterráneo o la de "la mujer que se ve en peligro por la violencia intradoméstica" o la del "que no tiene lo necesario para comer".

En todo caso, ha explicado que cuando desde la Iglesia se posicionan en contra del aborto y defienden que hay vida en el seno materno "no es un acto de fe, ni una posición religiosa" sino "un consenso en la comunidad científica". "Aplicamos ese criterio general: donde haya vida humana hay que protegerla. La vida humana no es razón de centímetros. Entonces, ¿una persona si mide 1,40 tiene menos dignidad que el que mide 1,80? No, es cuestión de ser, no de peso ni de centímetros", ha abundado.

ACUERDO CON EL GOBIERNO SOBRE FISCALIDAD

Respecto a las relaciones con el Gobierno, el obispo ha recordado que hay "trabajos abiertos" en las comisiones de negociación y ha anunciado que "el punto de fiscalidad está en estudio avanzado, en la etapa final del proceso de negociación" aunque no ha desvelado el contenido del acuerdo por "lealtad y respeto". También ha explicado que se está negociando sobre los bienes de la Obra Pía, con una intención de "clarificar" y de "respetar la voluntad de los donantes".

En cualquier caso, García Magán ha asegurado que no se puede hablar, en este momento, de "privilegios de la Iglesia católica" porque, aunque cuentan con tratados internacionales, considera que "a efectos prácticos, a nivel fiscal y de otra índole, son prácticamente los mismos" que los de otras confesiones.

Atendiendo a las leyes del Gobierno, el prelado cree que para aprobar una ley de familias habría que escuchar a las familias numerosas y, en el caso de la ley educativa, a los profesores. "Una democracia no es solo ir a votar cada cuatro años, eso también se hace en regímenes totalitarios. En una democracia abierta hay una participación de la sociedad civil", ha añadido.

EL RESULTADO DE LA AUDITORÍA SOBRE ABUSOS, EN PRIMAVERA

Por otro lado, en cuanto a la auditoría sobre los abusos sexuales en el seno de la Iglesia, que está realizando el despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo por encargo de la CEE, García Magán ha revelado que este miércoles se reunió con una persona del despacho y "están haciendo su trabajo con plena libertad y autonomía" y ha avanzado que el resultado de esta investigación se publicará, previsiblemente, en la primavera de este año. No obstante, ha dicho que no sabe cuáles serán las conclusiones del estudio.

"La CEE hizo este encargo al despacho Cremades, una auditoría independiente, sobre esta tremenda lacra y este gran problema social, como el de los abusos a menores. Como la Iglesia está y vive en la sociedad, lamentablemente se ha contagiado también de este virus tan letal", ha reconocido.

Además, ha reiterado el compromiso de "cooperación" con el Defensor del Pueblo, que está realizando otra investigación sobre los abusos en la Iglesia, por encargo del Parlamento; y con las autoridades judiciales. En cuanto a la reparación a las víctimas de abusos, el obispo ha dicho que "la completa reparación es muy difícil, por no decir imposible" porque "no se soluciona solo con dinero" sino que "tiene que haber una escucha".

ROMPER LA COMUNIÓN CON EL PAPA ES DELITO CISMA

Preguntado por los ataques contra el Papa Francisco tras la muerte de Benedicto XVI, el secretario general de la CEE ha advertido de que "no hay Iglesia al margen del Papa, se llame Francisco, Benedicto o Juan Pablo" y ha enfatizado que "el que rompe esa comunión con el sucesor de Pedro, está tipificado en el libro sexto del Código de Derecho Canónico como delito de cisma".

Durante su intervención, García Magán también se ha pronunciado sobre otros temas como la ordenación sacerdotal de mujeres que ha dicho que es un tema "secundario" porque considera que "concebir el ejercicio del sacerdocio como un poder, es reducir y malinterpretar lo que es el ministerio apostólico que es un servicio".

Además, ha recordado que Jesucristo "rompió muchos tabúes" con las mujeres pero ha precisado que "cuando llamó a los 12 apóstoles, no llamó a ninguna mujer" por lo que "la Iglesia no se siente con esa apertura para enmendar al Señor". En todo caso, ha defendido que "el cristianismo ha dado a las mujeres dignidad y libertad" y ha dicho que próximamente en España ya se podrán instituir mujeres como lectoras y acólitas.

Igualmente, ha hablado sobre los medios de comunicación de la Iglesia, en los que ha defendido que "hay libertad" y "no hay dictados" de los obispos; y sobre la visita encargada por el Papa Francisco a los seminarios españoles, ha aclarado que los visitadores "no vienen con el antifaz de inspectores o de inquisidores" y ha dicho que aceptarán lo que diga la Santa Sede.

El secretario general de los obispos afirma que ser homosexual "no es pecado ni es delito"