sábado 27/11/21

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este viernes la necesidad de implementar un tratado internacional de pandemias para afrontar futuras crisis una vez se supere la pandemia del Covid-19. Para ello, también ha defendido reforzar la arquitectura sanitaria mundial.

Así lo ha asegurado durante su intervención en la Cumbre de Salud Global del G20, organizada por Italia como presidenta de turno del G20, para abordar entre otros asuntos la prevención de futuras crisis de salud global, mediante el fortalecimiento de la cooperación multilateral y las acciones conjuntas.

A este respecto, Sánchez ha destacado que España considera fundamental para estar preparados contar con un tratado internacional sobre pandemias, que garantice prevención y una rápida respuesta y gestión de futuras crisis, que debe basarse en "la mutua colaboración, la responsabilidad compartida, la transparencia y la cooperación".

Eso sí, ha defendido que también es imprescindible garantizar que el sistema de salud mundial es sostenible y fuerte y, en este sentido, ha avisado de que destinar recursos a ello no es un "coste, sino una inversión".

Por otra parte, ha vuelto ha destacar la necesidad de garantizar el acceso universal a las vacunas para superar la pandemia del coronavirus y la crisis económica y social derivada de ella.

Con todo, ha propuesto actuar en tres frentes, en línea con su iniciativa 'Vacunas para todos'. En primer lugar, ha apuntado a alcanzar un acuerdo con la OMC para fomentar los acuerdos de licencias voluntarias y compartir información a través de plataformas como el C-TAP; en segundo lugar, aprovechar al máximo las capacidades de fabricación existentes y, como tercer objetivo, acelerar la distribución de las vacunas. Para esto último, España se ha comprometido a donar 7,5 millones de dosis a socios latinoamericanos a través de COVAX.

"La brecha entre países está aumentando y es posible que las necesidades futuras no se satisfagan por completo. No es solo una cuestión de justicia; se trata de asegurarnos de luchar contra la pandemia de manera eficiente y con todos los medios e instrumentos a nuestra disposición", ha enfatizado el líder del Ejecutivo.

Sánchez ha concluido su intervención defendiendo la necesidad de que los países piensen en el enfoque "una salud" para enfrentar los desafíos del mañana, en el que la salud humana y la protección del medio ambiente son dos caras de la misma moneda.

Durante la Cumbre, los jefes de Estado y de Gobierno y los dirigentes de organizaciones internacionales han compartido sus experiencias adquiridas durante la pandemia y han aprobado la Declaración de Roma.

La Declaración de Roma propone una serie de principios para mejorar la respuesta global ante futuras emergencias sanitarias y pandemias, que abarcan desde la gobernanza hasta la financiación, pasando por las capacidades de producción de medicamentos y vacunas y los mecanismos de distribución, de los que los países deberían dotarse de forma colectiva

Sánchez defiende un tratado internacional de pandemias y reforzar la arquitectura...
Comentarios