martes. 23.04.2024

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, así como de la Internacional Socialista (IS), Pedro Sánchez, ha defendido la socialdemocracia como "la única respuesta frente al odio y el retroceso de la ultraderecha", en la apertura este sábado del Consejo de la IS en Ferraz.

Un odio y retroceso que, según ha destacado Sánchez, con "sus ideas ultras, radicales y extremistas están parasitando a la derecha tradicional", por lo que el proyecto socialdemocrático es el único que garantiza la democracia, el progreso económico y la justicia social, en palabras del presidente.

Según Sánchez, la ola reaccionaria de la ultraderecha avanza en América Latina, en Europa y en otros continentes, ha afirmado frente a compañeros socialistas de otros países, entre ellos, la senadora del Partido Socialista de Chile, Isabel Allende, quien también ha intervenido al inicio del encuentro.

Frente a la ultraderecha, ha indicado, "es crucial" que los partidos que integran la IS tengan en cuenta "lo que está en juego: sociedades comprometidas con el cambio climático, con la revolución feminista, los derechos civiles y la dignidad laboral o, por contra, sociedades que abracen el negacionismo climático, represoras, serviles ante el poder del capital que explotan a quienes solo poseen su fuerza de trabajo".

En definitiva, Sánchez ha contrapuesto "sociedades que sean faros del progreso, la libertad y la fraternidad, o sociedades atrincheradas en dogmas pre ilustrados", y ha puesto de ejemplo a España, cuando en las elecciones generales de julio se "frenó a la ultraderecha".

"Frente a las posiciones extremas de la coalición reaccionaria, hoy hay en España un Gobierno centrado en avanzar cuatro años más en empleo, en derechos y en convivencia. Hoy España crece cinco veces por encima de la zona euro y crea 4 de cada 10 empleos de los que se crean en toda la Unión Europea", ha remarcado.

Además de hacer referencia a la corrupción -- ha dicho que "la lucha contra la corrupción ha de ser implacable, venga de donde venga y caiga quien caiga"-- y de exigir "el fin de la agresión rusa y el respeto de la integridad territorial de Ucrania", el presidente ha dedicado parte de su intervención para hablar de las mujeres.

LA GRAN FUERZA FEMINISTA

Sánchez ha indicado que la socialdemocracia de hoy y de mañana tiene que ser violeta, además de verde, y que la Internacional Socialista es una organización que va a comprometerse, que está comprometida con esa igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.

"No se puede ser socialista sin sentir rabia y rebeldía ante la desigualdad y la violencia contra las mujeres. Tenemos la responsabilidad de ser la gran fuerza feminista en todo el mundo", ha dicho entre aplausos.

AUTOCRÍTICA DE ALLENDE

Por su parte, Allende, quien es vicepresidenta de la IS, ha reiterado que la Internacional Socialista "necesita recuperar presencia y credibilidad", así como renovar el pensamiento.

"La Internacional Socialista, y lo quiero decir con dolor pero con franqueza, no ha estado a la altura de estos desafíos de hoy día. Necesitamos recuperar ese liderazgo, necesitamos estar presentes en este mundo desafiante, necesitamos fortalecer las democracias, necesitamos acompañar esos procesos electorales", ha lamentado Allende.

Sánchez defiende la socialdemocracia como la "única respuesta" frente al "odio y...