lunes. 22.04.2024

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha rechazado que Cataluña pueda expulsar a inmigrantes, tras llegar a un acuerdo con Junts para ceder competencias de inmigración a la Generalitat, porque "la expulsión de los migrantes compete a la Administración General del Estado".

"Yo no estoy diciendo eso (que Cataluña expulse a inmigrantes), al contrario. El Pacto de Migración y Asilo de la Unión Europea es bastante claro. Vamos hacia una política comunitaria", ha comentado este domingo en una entrevista con 'El País', recogida por Europa Press, en la que aborda su relación con Junts, con el PP o Bildu.

El presidente del Gobierno afirma que lo que han cedido es lo que está reconocido en el Estatuto de Autonomía de Cataluña en materia de política migratoria. "Ellos pedirán lógicamente las competencias que consideren, pero, finalmente, es un trámite parlamentario que exigirá que todas las fuerzas políticas pongamos en marcha todas nuestras políticas y lleguemos a un punto de acuerdo", indica.

En este sentido, afea que se equipare la migración con la delincuencia y ensalza que España sea en materia de política migratoria un ejemplo para Europa. "Lo escucho cuando hablo con dirigentes europeos. Estamos teniendo una política migratoria humanista y esa es la intención, la voluntad del Gobierno de España", explica.

Por otro lado, ha calificado de "extraordinaria" noticia que formaciones políticas que "rechazaban" cualquier tipo de participación constructiva en la gobernabilidad de España, "hoy lo estén haciendo". "Eso no es un signo de debilidad. Es, al contrario, un signo de fortaleza", subraya.

"¿Merece la pena que nuestra democracia sea mejor, más completa, incorporando al sistema a partidos políticos que hasta antes de ayer impulsaron una declaración unilateral de independencia? La respuesta es rotundamente que sí", asevera.

Sánchez recuerda que cuando llegó al Gobierno, unas de las principales preocupaciones de los ciudadanos eran la corrupción y la independencia de Cataluña. "Hoy, cinco años después, el 95% de la ciudadanía española piensa que la corrupción no es un problema. Y el 98% de la ciudadanía, casi el 99%, piensa que la independencia de Cataluña no es un problema. Bueno, algo habremos hecho bien. La alternativa es un estado de excepción permanente por parte de la derecha y la ultraderecha", señala.

NO SE SIENTE CHANTAJEADO

Por otro lado, afirma que no se siente chantajeado por Junts, como dice el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, y lamenta que cuando la izquierda pacta con el nacionalismo se identifique con "vender a trozos a España". "La derecha cuando gobierna y pacta con el nacionalismo periférico, resulta que es sinónimo de sentido de Estado. Cuando lo hace la izquierda, lo que estamos haciendo es poco menos que chantajear o vender a trozos a España. No, lo que estamos haciendo es ser coherentes con el Título VIII de nuestra Constitución", manifiesta.

Respecto al PP, Sánchez afirma que "ojalá" pudiese entenderse con el PP para sacar adelante políticas como la revalorización de las pensiones. "¿Cómo explica el PP a sus votantes mayores de 65 años que han votado en contra de revalorizar las pensiones? Por cierto, con un líder que cobra tres sueldos", cuestiona.

Al respecto, critica que el PP ha "incumplido" la Constitución y no los independentistas al no poder renovar el CGPJ. "Yo he llegado a tres acuerdos con el PP, los tres rotos unilateralmente por el PP. Tengo un diagnóstico un tanto crudo del liderazgo del señor Feijóo. No creo que sea un líder autónomo. Creo que es un líder que está más pendiente de la portada del medio de comunicación de derechas que le indique por dónde tiene que ir", sentencia.

LEY DE AMNISTÍA

Durante la entrevista, Sánchez es preguntado por el malestar de la ciudadanía española con la ley de amnistía, y el presidente del Gobierno alude a la "España real" que votó el 23 de julio y a los más de 50 diputados que pidieron al PSOE la norma.

"Yo tuve que responder a una disyuntiva, que era si seguíamos con un Gobierno de coalición progresista, con todas las dificultades que evidentemente entraña el sacar adelante las leyes en un Parlamento fragmentado, como estamos viendo, o le dábamos la oportunidad a que gobernara Feijóo con Abascal", ha comentado.

Asimismo, reconoce que su intención es reunirse con Puigdemont después de aprobarse la ley de amnistía y también con Oriol Junqueras. "Si estamos normalizando la situación en Cataluña, si nosotros hemos indultado previamente a estos líderes independentistas y a otros, efectivamente, junto con otra mucha gente, si vamos a proceder a un hecho trascendente como es la amnistía, pues es evidente que tendremos que encontrarnos y hablar", ha admitido.

Sánchez: "Expulsar a migrantes compete a la Administración central"