viernes. 01.03.2024

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que Barcelona acogerá en septiembre de 2024 la reunión internacional de alto nivel de análisis de políticas nacionales de las partes de la Alianza Internacional para la Resiliencia contra la Sequía (IDRA), una iniciativa lanzada hace un año por Senegal y España a la que se han sumado unos 60 países.

Así lo ha anunciado en un encuentro sobre la iniciativa Hidra que se ha celebrado en el marco de la XXVIII Cumbre del Clima de la ONU (COP28) que se desarrolla en Dubai (Emiratos árabes Unidos) hasta el 12 de diciembre.

Sánchez ha iniciado su intervención refiriéndose a la sequía que vive Cataluña para explicar por que para España es "muy importante" formar parte de la alianza. Al respecto, ha dicho que en Cataluña, los bosques de Garraf "se están muriendo" porque no pueden sostener "tres años de escasez de lluvia en la región de Cataluña", donde 6 millones de personas lidian con esta escasez de precipitaciones.

No obstante, ha añadido que Cataluña no es una excepción, ya que Andalucía "también" enfrenta una sequía que amenaza el Parque Nacional de Doñana.

"Este es un fenómeno global que necesita de acción colectiva y es a lo que estamos trabajando a través de esta alianza", ha manifestado el presidente sobre la Alianza creada entre Senegal y España para afrontar el reto de la sequía.

Así, ha relatado que un año tras la puesta en marcha de la alianza, durante la COP27 de Egipto, se han producido "resultados" en sus cuatro pilares estratégicos. En concreto, ha destacado que se ha logrado "galvanizar el apoyo político" y la conciencia internacional sobre la importancia de mejorar la resiliencia ante la sequía, ya que unos 60 países y organizaciones ya se han unido a IDRA. "Estoy seguro de que la Alianza continuará creciendo", confía Sánchez.

Además, ha destacado que IDRA ha desarrollado una lista de tipologías de inversiones para mejorar la resiliencia que ayudará en el diseño de nuevos proyectos y está acelerando la cooperación e intercambio de conocimientos con nuevas publicaciones sobre las políticas técnicas y económicas sobre lluvias y sequías, como el 'Global Drought Snapshot'.

Sánchez ha expuesto que España ha desarrollado los planes de gestión del riesgo de sequía, e iniciativas y planes de restauración nacional de los ríos y estrategias para su reconexión que están alineados con los planes climáticos. Asimismo, ha citado el sistema de monitorización en tiempo real de las lluvias meteorológicas que es disponible para todo el mundo, con el fin de ayudar a otros países a desarrollar sus sistemas de alerta temprana.

Igualmente, ha hecho hincapié en que la Alianza está desarrollando un mecanismo financiero e innovador para aportar recursos nuevos. "Se ha hecho mucho en este año y ahora tenemos que reconocerlo", ha celebrado.

Para Sánchez es "el momento" de dar más impuestos a la colaboración entre la banca y las agencias de cooperación de desarrollo para favorecer una transformación efectiva o la acción transformadora. El presidente ha recordado que este año el Gobierno anunció una contribución de 200 millones de dólares; 125 millones para el Fondo Climático Verde; otros 20 millones para el Fondo de Adaptación que tiene que ver, fundamentalmente con la respuesta a la sequía.

En concreto, ha apuntado que España se ha comprometido a elevar sus objetivos de financiación climática a 1.350 millones de euros año desde 2025.

"La acción humana que ha alterado los ciclos naturales también es capaz de revertir ese tren y prepararse para los impactos", ha manifestado Sánchez que ha invitado a los países que no formen parte de la iniciativa a que se unan a la alianza para aportar esfuerzos individuales y colectivos.

Barcelona celebrará en 2024 la reunión internacional de la Alianza Global contra la Sequía