viernes 21/1/22

"Saber qué preguntar y qué no": así es el perfil de los 2.000 rastreadores militares que incorpora el Gobierno de España

Las personas que ejercen esta labor también poseen conocimientos sanitarios, de ofimática y grandes destrezas comunicativas

Margarita Robles, ministra de Defensa y un profesional militar. Fuente: Twitter
Margarita Robles, ministra de Defensa y un profesional militar. Fuente: Twitter

El gobierno de España ha incorporado 2.000 rastreadores militares en todas las comunidades autónomas del país con el fin de hacer frente a la segunda ola de la pandemia mundial de la COVID-19.

Margarita Robles, ministra de Defensa, ha explicado este jueves en qué consiste el protocolo de los rastreadores y cuáles son las características que poseen los militares que desempeñarán esa labor de rastreadores. Según palabras de la ministra: "El rastreo es muy demandante, y nuestros efectivos han hecho los cursos oportunos".

Y nos preguntaremos: ¿Cuál es el perfil que debe tener la persona que desempeña la labor de rastreador militar? La respuesta la encontramos en "Saber qué preguntar y qué no". Es es la máxima de los 2.000 rastreadores militares que empiezan a trabajar este jueves. Además, esa misma frase han sido las palabras que ha pronunciado Amparo Valcarce, subsecretaria de Estado de Defensa, quien ha sido esencial en la formación que han adquirido los militares.

Además de saber qué preguntar y qué no, los rastreadores militares contarán con conocimientos sanitarios y ofimáticos, así como con buenas habilidades comunicativas. Valcarce también ha añadido que esas personas "sepan escuchar y que tengan criterios éticos" y que "se trata de profesionales que ya han trabajado en otras situaciones de emergencia, en países que ya han tenido situaciones parecidas". Asimismo, son personas que han luchado y trabajado en la Operación Balmis, la cual estuvo a cargo de las Fuerzas Armadas del país.

Las personas que ahora actúan como rastreadores militares empezaron a formarse en el mes de junio. Su formación se ha caracterizado por impartirse de manera online y se ha basado en la del Centro Internacional John Hopking. El temario lo componen cinco módulos o temas que deben de aprobarse de forma sucesiva. Entre ellos podemos encontrar cuestiones como qué es la COVID-19 o, incluso, preguntas de carácter ético.

El Ministerio de Defensa será el encargado de aportar los efectivos que las comunidades autónomas necesiten, pero siempre debe tener la autorización de otro de los ministerios, el de Sanidad. El ministerio de Salvador Illa, ministro de Sanidad, será al lugar que deban acudir los gobiernos de las autonomías para que les envíen los efectivos que se necesiten en esa comunidad. De la siguiente manera lo ha señalado la ministra de Defensa: "En función de los brotes que haya y de lo que decida Sanidad se enviarán los efectivos necesarios".

Además, Robles ha insistido que el hecho de que los gobiernos autonómicos deban atravesar el filtro del Ministerio de Sanidad no se utiliza para denegar las peticiones que se soliciten, sino que su fin es determinar de mejor forma las necesidades que existen en la comunidad autónoma. A colación de esto, Ramón Rey, capitán de la UME, ha explicado que "no es lo mismo un pequeño pueblo de Galicia, que un barrio de Madrid"

Por su parte, la subsecretaria de Estado de Defensa también ha mencionado que se permite la solicitud para que los militares puedan preparar a rastreadores civiles.

"Saber qué preguntar y qué no": así es el perfil de los 2.000 rastreadores militares...
Comentarios