viernes 14/5/21

La trifulca entre Iglesias y Monasterio concluye el debate de la Cadena Ser de forma precipitada

debate

Lo presenciado hoy en el debate electoral organizado por la Cadena Ser no hace más que avivar la llama de la confrontación y la radicalización que asola al panorama político español. El debate dirigido por Àngels Barceló ha terminado de forma anticipada tras la marcha de Pablo Iglesias, y más tarde de Ángel Gabilondo y Mónica García, después de un enfrentamiento con Rocío Monasterio en el que la candidata de Vox haya puesto en duda las cartas amenazadoras recibidas por el líder de la formación morada, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. 

carta

La vergonzosa escena, protagonizada por los próximos líderes políticos de una comunidad autónoma clave como es la de Madrid, se desencadenó después de que Iglesias exigiese a Monasterio que condenara las amenazas con balas en un sobre que él había recibido el día anterior. "No es aceptable que la señora Monasterio ponga en duda lo ocurrido; si no se retracta, vamos a abandonar el debate", ha expresado. Tras negarse la candidata de Vox, ha invitado a Iglesias a marcharse del plató: "Le animo a que vaya a denunciar estas amenazas. No nos creemos nada. Y si quiere, pues lárguese, que es lo que queremos muchos españoles", después de reclamar a Iglesias que él también debe denunciar los ataques recibidos por Vox en uno de sus mítines en Vallecas. 

La candidata de Más Madrid, Mónica García, contemplaba la situación atónita, y tras condenar las amenazas en carta, a invitado a "una reflexión sobre el deterioro de la sociedad al que se ha llegado para que esto se haya normalizado y para que haya cristalizado el odio". Poniendo un punto de sensatez sobre tan crispado ambiente. 

La gota que colmó el vaso de Iglesias fue cuando Rocío Monasterio le espetó lo siguiente: "Es muy fácil, levántese, lo están deseando un montón de españoles, que se vaya de España. Venga, me alegro de que se vaya", con una clara intención desafiante. 

Pablo Iglesias ya se había levantado de su silla cuando Barceló aún trataba de quitarle hierro al asunto, intentando que el candidato madrileño de Unidas Podemos permaneciera en el debate, entre los gritos de Monasterio, a quien Mónica García lanzó una contundente pregunta: "Señora Monasterio, ¿es que alguna vez va usted a hacer algo digno en su vida?", a lo que prosiguió, en la misma línea: "Es que no solo usted es mala gente, sino que además es usted una aberración". 

Una hora después, Ángel Gabilondo y Mónica García se han solidarizado con Iglesias y han abandonado también el plató, dando por terminado el debate de forma anticipada. "Yo me he quedado por respeto a la democracia y porque el odio no puede silenciar a la democracia. Yo esperaba que el señor Iglesias iba a volver. Ha sido directamente amenazado", ha expresado en candidato del PSOE. 

"Lo que ha pasado aquí es de una extrema gravedad. Yo no quiero pasar un minuto más con usted en un plató ni en ningún sitio. Voy a hacer todo lo posible para que usted no llegue a la Puerta del Sol de ninguna manera", ha zanjado la candidata de Más Madrid en alusión a Rocío Monasterio. 

Comentarios