martes 2/3/21

Consiguen rescatar a un hombre que intentó quitarse la vida saltando al vacío en Navarra

Un agente le empujó justo cuando caía para asegurarse de que aterrizaba sobre la colchoneta
Policía Foral
Policía Foral

La pandemia no solo ha afectado físicamente a muchas personas, llevándolas a estar ingresadas e incluso, en algunos casos, perder la vida. La presión psicológica que esta situación tan poco saludable causa en algunas personas es muy dura, llegando a afectar a muchas personas que de por sí, ya tenían problemas. En el pero de los casos, alguien sin esperanzas y ganas de continuar recurre a una última y dolorosa opción, quitarse la vida. Es lo que intentaba este hombre en un edificio de Navarra. Y lo habría conseguido, de no ser por la rápida y efectiva actuación de la policía nacional.

El hombre se agarraba en un poyete de una ventana de dicho edificio navarro, mientras la policía descendía desde el tejado con cuerdas para negociar con el desesperado hombre. Este no entró en razones al hablar con el negociador y decidía precipitarse en lo que según una testigo, que grabó el suceso en video parecía una escena de "una película de Nueva York". La gente observaba atónita los hechos, asegurando que el hombre iba a realizar su cometido, con exclamaciones como "“Este se va a tirar, se va a tirar, ¡míralo!

Definitivamente el suceso que todos esperaban se cumplió, el hombre se arrojó al vacío, pero no contaba con la esperanzadora ayuda de los agentes en las cuerdas que gracias a la rápida actuación de uno de ellos empujándole, permitió que este cayese a la colchoneta anteriormente dispuesta para que el suicida no recibiera mayor daño que el de una pierna rota. Los agentes nada más llegar al lugar de los hechos comprendieron que el suicida, que portaba un machete, no iba a entrar en razones e iba a cumplir su cometido, llegando a amenazar a los agentes: "Llegó incluso a intentar cortar las cuerdas de los compañeros que descendían desde el tejado”, según narró el portavoz de la policía foral, Mikel Santamaría.

De no haber sido por la intervención de aquel agente que empujó al hombre a la colchoneta, las heridas no habrían quedado tan solo en una pierna rota, la tragedia podría haber sido mucho peor: "Lo empujó de alguna manera para que cayera y se asegurara de que caía en el colchón, puesto que había una zona en que no había colchón”. Por suerte, el hombre se encuentra ingresado en el hospital estable, con tan solo la pierna rota, todo gracias a una operación de gran escala donde intervinieron la policía foral, municipal, e incluso, los bomberos de Navarra.

Comentarios