jueves. 18.04.2024

Renfe ha invertido en las terminales Ares, validadas por la Confederación Española de Familias de Personas Sordas-Fiapas, para ofrecer un servicio de atención remota en estaciones mediante un funcionamiento sencillo, inclusivo y que cuentan con bucles magnéticos para personas sordas.

De esta manera se ha sumado la compañía ferroviaria a la conmemoración del Día Mundial de la Audición. Las máquinas con sistema Ares acabarán de instalarse en las estaciones de la 'España vaciada' en este año, una solución tecnológica que resuelve las necesidades de atención y venta de billetes mediante un servicio de atención remota de los viajeros con agentes físicos ubicados en un 'contact center'.

Desde mayo de 2023, según señala Renfe, se han realizado más de 20.000 operaciones de venta con este modelo integral de servicio al cliente y más de 114.000 operaciones de atención presencial a distancia. Los 'agentes Ares' aparecen en las pantallas de los terminales e interactúan con los usuarios, atendiendo sus necesidades de información, atención y compra de billetes. Con tan solo tocar la pantalla táctil, el usuario es atendido por un teleoperador.

Las máquinas Ares cuentan con bucles magnéticos que han sido validadas por Fiapas para facilitar la comunicación a las personas sordas portadoras de audífonos y/o implantes auditivos, eliminando el ruido ambiental y acercando el sonido y la voz, favoreciendo así la audición. También cuentan con etiquetado en braille.

Renfe invierte en mejorar la comunicación remota con discapacitados auditivos