sábado. 18.05.2024

La reina emérita Sofía ha sido dada de alta este martes de la clínica Ruber Internacional en Madrid, donde fue ingresada el martes pasado por la noche debido a una infección en el tracto urinario. Doña Sofía abandonó el centro médico aproximadamente a las 18:30 horas, mostrando una recuperación favorable.

Durante su estancia en el hospital, la Reina recibió la visita de varios miembros de su familia. El rey Felipe VI, su hijo, la visitó primero el miércoles, justo después de su ingreso hospitalario, y confirmó que su madre estaba estable y que no había gravedad en su estado. Mantuvo su agenda oficial para la semana tras la visita. El Rey y la reina Letizia regresaron el jueves por la tarde, después de un evento en Las Palmas de Gran Canaria. En esa ocasión, el Rey mencionó que su madre tenía "muchas ganas de salir". La princesa Irene, hermana de Doña Sofía, también la visitó el viernes.

Antes de su hospitalización, Doña Sofía había participado activamente en varios eventos. Su última aparición pública fue el lunes, en el funeral de su sobrino Fernando Gómez-Acebo, al que asistieron los Reyes, el rey emérito, las infantas Elena y Cristina, entre otros familiares. Además, el sábado anterior, Doña Sofía estuvo presente en la boda del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con Teresa Urquijo, acompañada del rey emérito y sus hijas.

Debido a su hospitalización, la Reina emérita tuvo que cancelar sus compromisos inmediatos, incluida una visita programada a Guadalajara este martes. Se espera que continúe su recuperación en casa.

Al salir de la clínica, Doña Sofía se mostró optimista y saludable, deteniendo brevemente el vehículo en el que viajaba para hablar con los periodistas. Al bajar la ventanilla, expresó sentirse "muy bien" y "fenomenal", y compartió su entusiasmo por regresar a casa. "Salgo nueva", aseguró la reina emérita, dejando claro su estado positivo post-hospitalización.

La Reina Sofía sale del hospital tras cuatro días ingresada por una infección