domingo 17/10/21

Le regalan unas zapatillas a Xoán, el niño de 13 años asaltado en Vigo: "Me dejaron descalzo"

Entre varias personas le agredieron y quitaron las zapatillas mientras el joven esperaba al autobús, dejándolo descalzo en la calle
Xoán con su nuevo par de zapatillas en la tienda de calzado de Vigo
Xoán con su nuevo par de zapatillas en la tienda de calzado de Vigo

En ocasiones, gracias a las redes sociales y las noticias, las que historias de injusticia como la que tuvo que vivir el joven Xoán hace unos días llegan a las personas adecuadas y con un espíritu solidario. Al joven asaltado le regalaron un nuevo par de zapatillas de una tienda local, que se enteró del suceso, donde vendían el mismo tipo de calzado deportivo que calzaba Xoán en el momento del asalto.

El menor de 13 años fue asaltado por varios jóvenes adolescentes mientras Xoán esperaba al autobús en la parada, allí le agredieron y le quitaron las zapatillas, dejándole descalzo y golpeado en la calle. El joven denunció y las noticias de este estilo corren como la espuma, hasta el punto de que esta tienda de calzado de la calle Príncipe en Vigo, quiso tener dicha iniciativa bonita y solidaria con el chaval, que no hizo nada más que vestir sus queridas zapatillas.

En dicha tienda, junto a su madre, el joven tuvo la oportunidad de, detenidamente, elegir un nuevo par que suplanten a las sustraídas por aquellos agresores. Con un nuevo par de zapatillas y con el susto de aquella mala experiencia algo más en el pasado Xoán volvió a su casa algo más contento y relajado en lo que fue un bonito gesto de solidaridad por parte de la tienda de calzado con uno de sus vecinos.

Los agresores actualmente han sido detenidos por las autoridades en Vigo, que fueron identificados poco después de realizar la denuncia. Estos han sido detenidos por el robo de las zapatillas y por agredir con un puñetazo a Xoán, debido a su negativa colaboración para entregarle las mismas. En estos momentos los dos adolescentes detenidos se encuentran en procesos judiciales a manos de la fiscalía de menores, mientras Xoán disfruta de su nuevo par de zapatillas.

Comentarios