lunes. 15.04.2024

El Partido Popular ha asegurado que con el discurso del Rey Felipe VI ha quedado demostrado "una vez más" el compromiso del monarca con la tarea constitucional como jefe del Estado y ha compartido plenamente su reivindicación de la Constitución, sumándose a su llamamiento a respetar la Carta Magna.

"El Rey señaló, acertadamente, que fuera de la Constitución no hay convivencia en paz, no hay libertad y no hay estabilidad. Por eso, nos sumamos a esa llamada que ha reiterado a todos los poderes e instituciones, no sólo de respetar la Constitución, sino de mantener vivo su espíritu", ha sostenido la secretaria general del PP en un vídeo difundido por el partido.

De esta forma, el PP reafirma su posición de compartir "plenamente" el discurso de Navidad del Rey Felipe VI, como ya adelantaron tras su emisión el presidente del partido, Alberto Núñez Feijóo, y varios presidentes autonómicos y dirigentes populares.

Para Gamarra, la posición del Rey evidencia una defensa de los valores de convivencia que han hecho posible el desarrollo democrático desde 1978 y que han permitido el mayor grado de protección de los derechos y libertades, de desarrollo económico y social y de descentralización política de las autonomías.

Por este motivo, ha señalado que se debe trabajar con la máxima responsabilidad por cuidar los consensos básicos que han permitido estos logros colectivos de estas más de cuatro décadas.

Asimismo, la secretaria general del PP ha puesto en valor que el monarca haya querido referirse "en primer término" a los problemas cotidianos de los españoles, con especial atención a retos como el del bienestar, el empleo, la sanidad, la educación y las pensiones, al tiempo que ha agradecido que hiciera una referencia expresa a la violencia contra la mujer.

"Entendemos que este discurso de gran altura y alcance puede y debe ser compartido por todos", ha valorado positivamente Gamarra, ya que evidencia "la plena conciencia" del Rey con los problemas diarios que afectan a los españoles.

El PP respalda la llamada del Rey a respetar la Constitución "y mantener vivo su espíritu"