jueves. 20.06.2024

La familia se encontraba en un restaurante de Santiago cuando el niño de tan solo dos años comenzó a atragantarse y tuvieron que pedir ayuda. Afortunadamente, dos agentes de la policía se encontraban cerca de ellos y pudieron practicarle la maniobra de primeros auxilios. 

El suceso ocurrió el pasado jueves sobre las ocho de la tarde en la plaza del Obradoiro. El padre desesperadamente fue a buscar ayuda rápidamente al ver que su hijo no podía respirar. 

Tuvieron mucha suerte dentro del susto que se llevaron ya que también había un médico que ayudo a los agentes a realizar la maniobra de Heimlich. Además, una vez vino la ambulancia, se estableció un operativo para acompañar al vehículo hasta el hospital rápidamente. Una vez allí, consiguieron sacarle la porción de comida que se quedó atascada.

Dos policías salvan en Santiago a un niño que se estaba ahogando con comida