jueves. 30.05.2024

Los agentes establecieron un dispositivo de localización y detención de un varón que había sido identificado por parte del grupo de investigación especializado como autor de un delito de robo con fuerza.

Este dispositivo, desplegado el pasado día 4 de diciembre, permitió detectar a la persona buscada, quien, ante la presencia policial, se refugió en un domicilio al que accedió dando una patada a la puerta.

La moradora de la vivienda y su hijo de corta edad, ante esta situación, se escondieron bajo una mesa por miedo a que el intruso pudiera hacerles algo.

Cuando los agentes de la Policía Nacional entraron a la vivienda, con el consentimiento de su moradora, el ahora detenido salió por la ventana de la vivienda que era un segundo piso, trepando por la fachada hasta la tercera planta, rompiendo el cristal de la ventana e introduciéndose en el interior.

Una vez más, contando nuevamente con la colaboración de los moradores de esta vivienda, los agentes accedieron al piso volviendo a salir el individuo por la ventana, si bien, en esta ocasión, al no tener posibilidad de trepar a otras viviendas se quedó enganchado de una mano a la barandilla de este tercer piso con riesgo de precipitación con las consecuencias graves que hubiera conllevado para su vida e integridad física, debido a la altura a la que se encontraba.

La acción decidida de los agentes de la Policía Nacional permitió cogerle de la mano con el riesgo que ello comportaba de precipitación también para los policías, logrando evitar que éste cayera al vacío, subiéndole a la vivienda y ponerle a salvo, donde finalmente fue detenido además por la autoría en el robo con fuerza por los delitos de allanamiento de morada, resistencia y desobediencia a Agente de la Autoridad.

El detenido, al que le constan numerosos antecedentes policiales por diferentes tipologías delictivas, fue puesto a disposición judicial quien dispuso las medidas judiciales oportunas.

Salvan a un hombre colgado de la ventana que trataba de huir en Murcia