viernes. 14.06.2024

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como 'El Pequeño Nicolás', encara esta semana su quinto juicio, esta vez acusado en el denominado 'caso mafia policial' de haber accedido "en varias ocasiones" en 2014 a "información de carácter confidencial perteneciente al Ministerio del Interior que obraba en las bases de datos policiales", por lo que la Fiscalía pide para él 9 años y 9 meses de prisión.

La Audiencia Provincial de Madrid celebrará la primera sesión del juicio mañana lunes y se espera que se extienda hasta el 13 de febrero. La Fiscalía le atribuye un presunto delito de integración en grupo criminal, un delito continuado de descubrimiento y revelación de secretos y de violación de secretos como inductor y un delito de cohecho activo.

Este será el quinto juicio al que se enfrente el joven, que ya ha sido condenado en otras tres causas y absuelto en una. En total, acumula 8 años y 2 meses de prisión en condenas, pero hasta ahora ninguna de las resoluciones es firme, porque la defensa de Gómez Iglesias ha presentado recursos ante tribunales superiores.

CASO MAFIA POLICIAL

En el marco de este procedimiento, el Ministerio Público solicita una pena de 8 años y 6 meses de prisión para los policías municipales Jorge González Hormigos y Felipe Gallego Santos. Y reclama 2 años y 8 meses de cárcel para el guardia civil Francisco Javier Sánchez López. También dirige acusación contra el que fuera coordinador de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Emilio García-Grande, a quien reclama una multa de 4.500 euros por un presunto delito de violación de secretos.

Según la investigación llevada a cabo en los juzgados madrileños de Plaza de Castilla, el 'modus operandi' "siempre fue el mismo": Gómez Iglesias facilitaba a uno o varios de los investigados placas de matrículas de vehículos, líneas de teléfonos o números de identificación.

"Acto seguido, éstos, aprovechando su condición de agentes del Cuerpo de Policía Municipal del Ayuntamiento de Madrid procedían a extraer de dichas bases la información requerida y se la facilitaban a Francisco Nicolás a cambio de promesas y remuneraciones económicas", señaló el juez cuando les procesó.

SE REPARTÍAN EL DINERO POR WHATSAPP

La Fiscalía sostiene que los datos relativos a las matrículas eran utilizados en algunos casos por 'El Pequeño Nicolás' para contactar con los titulares de las placas, "a quienes hacía creer que tenía relación con distintos organismos y autoridades de las Administraciones Públicas y les ofrecía su ayuda para hacer gestiones ante las mismas, con la única finalidad de obtener dinero a cambio de una intermediación que, en realidad, era ficticia".

El Ministerio Público asegura que, a cambio de la información, los dos funcionarios de la Policía Municipal de Madrid que se sientan esta semana en el banquillo de los acusados obtenían gratificaciones económicas.

Según el relato recogido en el escrito de acusación, los dos policías municipales y Gómez Iglesias llegaron a crear un grupo de WhatsApp llamado "Dpto Seguridad Nacional", a través del cual concretaban cuándo se repartían el dinero por su colaboración.

La Fiscalía indica que llegaron a consultar varias placas de matrículas de automóviles que en la mayor parte de los casos resultaron ser propiedad de empresarios. Asevera, además, que paralelamente 'El Pequeño Nicolás' contactó con un guardia civil --también acusado en la causa-- que también accedió a facilitar la identidad del titular del vehículo con la matrícula que le había facilitado.

Asimismo, el Ministerio Público asegura que Gómez Iglesias pidió información por WhatsApp al entonces coordinador de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid -contra el que también se dirige acusación--. El hombre avisó a Francisco Nicolás que la matrícula por la que le preguntaba no correspondía a ningún vehículo del Ayuntamiento.

Fiscalía pide 9 años de cárcel para 'El Pequeño Nicolas' por acceso a información...