sábado. 02.03.2024

"Las mujeres en el deporte siguen haciendo frente a acoso y abuso sexual. Todos tenemos la responsabilidad de denunciar y hacer frente a estos abusos", ha manifestado en un mensaje en la red social X, anteriormente conocida como Twitter. "Nos unimos a Jenni Hermoso y a todos los que trabajan para poner fin al abuso y el sexismo en el deporte", ha dicho, junto al 'hashtag' #SeAcabó.

Por su parte, el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, ha indicado en rueda de prensa que "hay un problema crítico de sexismo que sigue existiendo en el deporte" y ha mostrado el deseo del organismo de que "las autoridades y el gobierno españoles lo aborden de una manera que respete los derechos de todas las mujeres deportistas".

"¿Cómo de difícil es no besar a alguien en los labios?", se ha preguntado Dujarric, quien ha declinado pronunciarse sobre si las acciones de Rubiales suponen una agresión sexual. "Eso es un término penal. Por lo que vemos, no hay indicaciones de que nada de eso fuera consentido", ha zanjado.

Las palabras de Turk y Dujarric han llegado apenas unos días después de que ONU Mujeres reprochara los "comentarios y comportamientos ofensivos, totalmente inaceptables" de Rubiales sobre el beso a Hermoso en la celebración del Mundial de fútbol y defendiera la "tolerancia cero" ante "cualquier forma de abuso o acoso" en el deporte femenino.

Por su parte, la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), a través de su Comisión Disciplinaria, suspendió el sábado "con carácter provisional" a Rubiales "de toda actividad relacionada con el fútbol a nivel nacional e internacional". La suspensión es efectiva desde ese mismo día y "se extiende por un periodo inicial de 90 días", según el organismo, "en tanto en cuanto se tramita el procedimiento disciplinario" que dicha Comisión Disciplinaria abrió el pasado 24 de agosto contra Rubiales a raíz de su comportamiento tras la final del Mundial femenino.

La ONU denomina "punto de inflexión" al caso de Rubiales