jueves. 13.06.2024

Los caminos del Señor son inescrutables. Me encanta esa frase, de verdad. Siempre he pensado que tiene una fuerza tremenda, como cuando tu profesora decía: "Vete a secretaría a por un parte". 

Ahora bien, esta frase se usa siempre cuando una persona confía ciegamente en Dios antes de hacer algo. Pero hoy es una de las pocas veces en las que puedo usar esa frase mientras la persona en cuestión deja de lado al Señor de Arriba. Y es que el obispo de Solsona, Xavier Novell, ha dado un paso más en su separación entre él y su Jefe. 

Si ya fue todo un acontecimiento que decidiera dejar el hábito porque había conocido a la escritora erótica Silvia Caballol, ahora el todavía Obispo ha conseguido un trabajo tras estar buscando durante varios meses. La cosa es que el trabajo no es de camarero, ni de dependiente, ni de nada que sea relativamente común. El Obispo de Solsona ha conseguido trabajo extrayendo semen a cerdos. Sí, así como suena. Lo bueno es que la empresa encargada de esto, Semen Cardona, tiene negocio en cerca de 20 países, así que tampoco es que haya ido a una empresa pequeña.

A pesar de que igual no es el trabajo definitivo del fututo ex-Obispo, lo cierto es que fuentes de su entorno han declarado que está muy contento porque necesita dinero para la boda con la escritora. Yo, personalmente, creo que hay que ser muy valiente para hacer todo lo que ha hecho Novell. Del mismo modo, sé que otros verán al Obispo con malos ojos pero, yo ya lo he dicho al comenzar, los caminos del Señor son inescrutables.

El ex Obispo de Solsona tiene un nuevo empleo: Recolector de semen de cerdos