jueves. 23.05.2024

Durante el verano pasado, un agricultor de Zamora llamado Ángel Martín vio como la llamas del fuego le arrebataban toda su vida. Las imágenes impactaron a todo un país cuando vieron al vecino zamorano salir entre las llamas de su tractor. 

César Sallén, vecino de un pueblo de Huesca llamado Binéfar, pensó: 'Esto lo tenemos que parar'. Es algo que llevaba madurando mucho tiempo, que teníamos que darle una solución a estas situaciones, porque cada año hace más calor, hay más sequía y se queman más hectáreas". 

Tras años de investigación Sallén ha logrado desarrollar un producto capaz de prevenir incendios y acabar con ellos de manera eficiente, llamado Ecofire. Su efectividad es 50 veces superior al agua. El compuesto del producto es "100% orgánico y hasta comestible". Y tal como ha señalado:  "Con pulverizarlo es más que suficiente y puede aplicarse desde un camión, una motobomba, un helicóptero, un avión...No es corrosivo, y además, no se seca nunca, porque es higroscópico y absorbe la humedad del ambiente".

Su funcionamiento es muy sencillo. Sobre la superficie que queremos proteger, basta con dar una mano de dicho compuesto, y crea "una capa carboxílica con un tamaño 40 o 50 veces superior al del recubrimiento proyectado". "Al quedarse adherida, evita el contacto con el oxígeno. Así rompemos dos partes del triángulo del fuego: uno es la convección por calor, por temperatura, y otro es el oxígeno. Donde lo aplicamos, no se puede quemar nada", ha señalado César. 

Este compuesto tiene como objetivo extinguir "cualquier tipo de fuego", y resiste hasta los 1.200 grados, una temperatura superior a la de los incendios forestales. Hasta el momento se está comercializando para el sector primario. 

El invento español contra incendios: 50 veces más eficaz que el agua